Skip to content Skip to footer

Retoman caso de estampida en Ecatepec

Un policía y un bombero de este municipio son investigados por su probable responsabilidad en la estampida registrada al finalizar un baile en la Explanada 30-30, que dejó tres muertos.

La Procuraduría del Estado de México (PGJEM), informó que ya se giró un citatorio al área jurídica del Ayuntamiento de Ecatepec, para que el policía y el bombero comparezcan en calidad de imputados, pues estuvieron presentes en el desarrollo del espectáculo en su condición de garantes.

La dependencia detalló que el oficial identificado como Sánchez, era uno de los responsables de velar por la seguridad en los torniquetes que daban entrada a la Explanada de la 30-30, donde se llevó a cabo el concierto el pasado 6 de julio.

Además Sánchez relató al diario Reforma, que un grupo de personas que no contaba con boleto intentó entrar por la fuerza al lugar, lanzando inclusive piedras y botellas contra los policías y asistentes, relató.

Algunas de ellas lograron entrar al concierto sin pagar y otros más fueron replegadas por policías, por lo que estudia la Procuraduría General de Justicia del Estado de México para determinar la responsabilidad del oficial Sánchez de ese momento.

El 13 de agosto, Sánchez acudió al Ministerio Público por el citatorio que giró la Fiscalía Regional, sin embargo, se reservó su derecho a declarar, pues su defensa se encuentra recabando datos de prueba para integrarlos a la carpeta de investigación, dijo.

"(Personas) empezaron a intentar a entrar por la fuerza al baile, los que no pagaron su boleto.

"Sólo veía las botellas y las piedras contra nosotros para quitarnos del área de torniquetes para que tuvieran acceso al escenario", explicó Sánchez.

Detalló que los torniquetes estaban al interior de la explanada, ubicados a unos 50 metros de distancia de la entrada principal.

En los torniquetes, había unos cinco policías municipales custodiando a al menos 25 elementos de seguridad privada quienes eran los encargados de revisar a los asistentes los objetos que ingresaban al baile, según explicó.