Skip to content Skip to footer

Revelan diario de Heath Ledger

El documental alemán Too Young To Die accedió a uno de los más llamativos secretos del fallecido actor Heath Ledger, su diario íntimo donde creó al su más grande y perturbado personaje: Joker (El Guasón).

Durante la preparación de su personaje del villano para la película The Dark Knight (Batman: El Caballero de la Noche, de 2008), la desaparecida estrella australiana escribió un diario al que muy pocos lograron llegar.

Así, la película muestra imágenes donde el padre del actor, Kim Ledger, hojea este diario, con frases escritas por su hijo, además de fotos y dibujos con las principales inspiraciones para convertirse en villano.

Payasos, naipes, la palabra “Chaos” (caos) resaltada en verde e incluso la imagen de Alex DeLearge, el persoanje encarnado por Malcolm McDowell en A Clockwork Orange (La Naranja Mecánica, de 1971) se muestran las páginas, gestadas mientras el artista se aislaba para lograr llegar a lo más íntimo del Guasón.

“Me senté en la habitación de un hotel de Londres durante un mes, encerrándome en mí mismo, creando un pequeño diario y experimentando con voces”, confesó Ledger a la revista Empire antes de su suicidio, el 22 de enero de 2008.

Radiografía de un psicópata

Además aseguró en esa misma entrevista, que el director Christopher Nolan le dio rienda suelta para hacer suyo ese personaje tan complejo.

“Terminé pareciéndome a un psicópata, alguien con muy poca consciencia de sus actos”, advirtió Ledger sobre el personaje que le mereció el Oscar póstumo al Mejor Actor de Reparto.

En ese diario, titulado The Joker, relataba los cambios que iba sufriendo; sus inspiraciones, sus miedos, todo lo que se le pasaba por la cabeza durante la transformación del actor en el tétrico payaso. el comienzo del diario daba cuenta de un particular gusto infantil, con una portada de una niña y un elefante.

En el final, como si fuera el preludio de lo que estaba a punto de suceder, Ledger se despidió del Joker escribiendo en el reverso de la última página “Bye Bye”.

“Fue muy duro leer eso”, confesó su padre.

EXCÉLSIOR