Se agota Charlie Hebdo en dos horas

La edición especial de tres millones de ejemplares del primer número de la revista Charlie Hebdo tras el atentado que sufrió, se agotó hoy a menos de tres horas de salir a la venta en los quioscos franceses.

Fuentes de la publicación señalaron que desde las 6:00 horas, decenas de franceses formaban largas filas en los quioscos de París y de otras localidades francesas para comprar el primer número de la publicación luego del atentado que sufrió hace una semana.

En algunos lugares como un conocido establecimiento cercano al Arco del Triunfo de esta capital, la venta se limitó a tres ejemplares por persona del número 1178 de la revista, que protagoniza una caricatura del profeta Mahoma llorando.

A escasas horas de que se saliera a la venta, en el sitio internet “ebay” se publicaron ya subastas por varios centenares de dólares de ejemplares de la revista satírica, que en Francia se vende a tres euros, menos de 3.50 dólares.

La dirección de la revista ha anunciado que editará dos millones de ejemplares más que saldrían a la venta en Francia entre esta tarde y el viernes.

La ampliación responde a la avalancha de pedidos recibidos tanto en el extranjero como en Francia, donde a primera hora de la mañana muchos quioscos habían agotado ya las existencias.

La venta de este número se mantendrá durante dos meses, indicó la distribuidora, que pidió “paciencia” a los clientes y avanzó que los ingresos recibidos por la venta del primer millón irán destinados de forma íntegra a la revista.

Una caricatura de Mahoma, que convirtió a la revista en una diana terrorista, abre este nuevo ejemplar, el número 1.178, mientras sostiene un cartel en el que puede leerse el lema que ha unido al mundo en favor de la libertad de expresión: “Yo soy Charlie”.

“No sabemos cómo, pero ‘Charlie’ seguirá existiendo sin interrupción, empezando a partir de mañana”, afirmó ayer en conferencia de prensa su redactor jefe, Gérard Biard.

La sede en París del semanario fue atacada el pasado miércoles por los hermanos Sarif y Chérif Kouachi, que mataron a doce personas, incluidos su director, Stéphane Charbonnier, “Charb”, y cuatro de los caricaturistas más famosos de Francia.

La tirada de este miércoles fue excepcional y la más importante en número de ejemplares de una publicación en la historia de la prensa francesa.

Superó a las ediciones publicadas por la prensa gala al final de la Primera Guerra Mundial en Francia o la muerte del General Charles De Gaulle, considerado un héroe nacional

La edición salió a la venta en una veintena de países, en la mayoría en formato electrónico, accesible desde internet, y en cinco idiomas, entre ellos en español.