Se desborda el Támesis en Reino Unido

Autoridades británicas alertaron hoy por el desbordamiento del río Támesis en los condados de Berkshire y Surrey, al oeste y sur de Londres respectivamente, donde al menos dos mil 500 viviendas están en peligro de quedar bajo el agua.

El nivel de las aguas del río Támesis está en su nivel más alto desde la década de 1980 debido a la intensidad de las lluvias de las últimas semanas en Inglaterra, informó la Agencia para el Medio Ambiente de Reino Unido.

Esa agencia emitió 16 alertas de inundaciones “graves” -con riesgo para la vida- en varias áreas por donde pasa el Támesis, entre ellas Berkshire y Surrey.

“El Támesis es un río grande y responde a las lluvias de varias semanas. Estamos viendo que el Támesis continúa subiendo y seguirá aumentando en los próximos días y tenemos pronóstico de más lluvias para el martes y el miércoles”, advirtió un vocero de la agencia.

Cientos de casas inundadas a lo largo del río Támesis están siendo evacuadas y miles más están en riesgo, debido a que los niveles de agua aumentarán aún más en las próximas 24 horas.

El gobierno británico, que ha convocado reuniones de emergencia para enfrentar la crisis, ha movilizado a cientos de soldados del Ejército para construir diques en los lugares costeros y asistir en las tareas de rescate y ayuda.

Los niveles del río que atraviesa además Londres alcanzaron niveles récord no registrados desde la década de 1980, tras un temporal de intensas lluvias y vientos de alta intensidad que azotan Reino Unido desde hace semanas.

El país ha registrado enero y principios de febrero como los meses más lluviosos desde 1910.

Las inundaciones provocaron este lunes interrupciones en el servicio de trenes en varias zonas entre Staines y Windson, reportó la empresa Network Rail.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico, mañana martes se espera la caída de entre 20 y 40 milímetros de agua, con nieve en zonas elevadas de Gales, Escocia, Irlanda del Norte y el norte de Inglaterra.

La entidad destacó que habrá que esperar hasta finales de mes para ver el fin de las lluvias intensas en el sur de Inglaterra.