Skip to content Skip to footer

Se dice que

Juan Rodolfo siempre ha sido muy malo para los finales. Cuando fue diputado local terminó penosamente echado a los brazos del entonces gobernador Peña Nieto

En su paso por el llamado Centro de Investigación y Análisis (CIA) de la Procuraduría de Justicia del Estado de México, el hoy prófugo Tomas Zerón de Lucio instaló un sofisticado sistema de espionaje para escuchas telefónicas, hackeo de celulares y vigilancia de correo electrónico. Eran los tiempos de Alfredo Castillo quien se regodeaba presumiendo el equipo y a sus operadores que ocupaban un área restringida del segundo piso. Actualmente sigue en uso y está bajo resguardo de la Agencia de Investigación Criminal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

*

Por las manos de Juan Rodolfo han pasado mucho más de 15 mil millones de pesos durante sus 2 años y medio como alcalde. Una buena cantidad, quizá mil millones de pesos, producto de los ingresos del organismo de Agua y Saneamiento, los ha gastado de manera inescrupulosa y discrecional. Hay que ser muy caradura para mentir con frialdad y decir que no paga los trabajadores porque no tiene dinero. “Juanito, no te lo robes…”, le espetó en la cara Raymundo Martínez al término del debate. Cuánta razón tenía.

*

Juan Rodolfo siempre ha sido muy malo para los finales. Cuando fue diputado local terminó penosamente echado a los brazos del entonces gobernador Peña Nieto. Después, en su primer periodo como alcalde, le estalló el escándalo del clon que se inventó para burlar la ley electoral. Ahora, pierde la reelección y cae en desvarío derrotado, desprestigiado y fracasado. Sí, el poder atonta a los inteligentes y a los tontos los vuelve locos.

*

Y mientras el alcalde toluqueño monta show en la plaza pública ante la mirada lastimera de los funcionarios de la Secretaría de Hacienda a quienes pretende culpar de sus incapacidades, los responsables directos del ilegal retraso del pago a trabajadores y proveedores, el tesorero Eduardo Segura y el director de Administración Carlos Romero, optan por el cínico y ridículo silencio. De ellos es de quien debería quejarse Juan Rodolfo, no de Rodrigo Jarque.

El errático comportamiento de los liderazgos del GAP colocados en puntos clave del poder público explica por sí mismo la caída de Morena en la aceptación popular del Estado de México. Maurilio Hernández, presidente del Consejo Estatal, diputado local reelecto y presidente de la Junta de Coordinación Política de la Legislatura local había confirmado su presencia al Conversatorio de este miércoles para hablar de cara a la sociedad de los temas de interés público. Lamentablemente, decidió cancelar de última hora por “problemas de agenda”. No, lo que sucede en Toluca no es gratuito, todo tiene una explicación y está conectado.