Se dice que

Las cosas no van a cambiar en el Órgano Superior de Fiscalización solo por la llegada de la doctora en Derecho Miroslava Carrillo, no es magia.

Consulta Mitofsky, la encuestadora que ganó millones y millones de pesos por sus servicios en los tiempos de Montiel y un tanto más en los de Eruviel, ha clasificado una vez más a Alfredo Del Mazo como el peor gobernante en los 32 estados de la república. En su evaluación de enero atribuye al gobernador del Estado de México una aprobación de apenas 14.5 por ciento, 2 puntos menos que en diciembre. No explica claramente como llegó a esa conclusión, pero la sostiene con el argumento, un tanto baladí, de que tiene en contra un nivel de desacuerdo popular de 84.3 por ciento. ¿Cuánto de verdad y cuánto de mentira? Quién sabe, pero una cosa es innegable: zarandear a Del Mazo se ha convertido en deporte nacional de moda, con más aficionados que la charrería.

*

Las cosas no van a cambiar en el Órgano Superior de Fiscalización solo por la llegada de la doctora en Derecho Miroslava Carrillo, no es magia. La institución, el sistema en sí mismo debe de ser reformado, se requiere de un cambio estructural que vaya más allá de ajustes administrativos, y eso no será fácil, costará mucho trabajo y tiempo. Si de lo que se trata es que todo siga igual, entonces todo quedará en un simple relevo de personas. Miroslava tendrá que rodearse de gente de su confianza en las 26 posiciones claves de la institución, la limpia es inevitable.

*

El análisis 2019 elaborado por el “Laboratorio de Seguridad Ciudadana” capítulo Estado de México, es demoledor: “El Estado de México es 2º lugar en robo con violencia y robo de vehículo, 4º en extorsión y robo a transeúnte, 9º en secuestro y 14º en feminicidio y robo a negocio”. En un día promedio del 2019 ocurrieron:
● 7 homicidios dolosos
● 2 homicidios culposos
● 6 extorsiones
● 218 robos con violencia
● 129 robos de vehículo
● 23 robos a casa habitación
● 33 robos a negocio
● 89 robo a transeúnte
● 6 delitos por violación
● 11 delitos por narcomenudeo
El diagnóstico dimensiona muy bien el problema, las cifras desalientan. Una vez más parece un buen momento para revisar la eficacia y eficiencia de las políticas públicas de combate al crimen y plantear si es necesario o no un cambio en la estrategia. No es un asunto que solo la secretaria de Seguridad, Maribel Cervantes, deba resolver. Eso es un simplismo inútil.

*
La sucesión en Rectoría ha iniciado en los hechos, aunque los tiempos legales y las formas tradicionales se resistan. El tema está presente en la comunidad universitaria y los diversos grupos de interés están activos. Los factores exógenos influirán, quizá más -lamentablemente- que los internos. Nunca se ha elegido a un rector de la UAEM en un contexto de Poderes divididos como hoy, con el Ejecutivo del PRI y Legislativo de MORENA. Será el cambio con la 4T en curso. Hay muchos apetitos desatados y una gran ausencia de programas. La temperatura política empieza a subir en la que quizá sea la institución más respetable del Estado de México.

*

En estos momentos sería muy interesante saber cuál es la visión de los exrectores sobre el futuro inmediato de la UAEM y cuál es su postura frente al cambio, en el entendido de que algunos de ellos mantienen un manifiesto distanciamiento con Alfredo Barrera y, podría decirse, que hasta rivalidad política también. ¿Hacia dónde caminarán Efrén Rojas, Uriel Galicia, Marco Antonio Morales, Rafael López Castañares, Eduardo Gasca, Jorge Olvera y José Martínez Vilchis para encontrar al rector número 19?