Skip to content Skip to footer

Se dice que

La presidenta del PRI debería sosegarse, aprovechar el asueto decembrino y dejar que las cosas fluyan en el expediente Coacalco

De todos los integrantes de LXI Legislatura del Estado de México, el morenista Maurilio Hernández es el de mayor experiencia. Sin exagerar, podría decirse que las sabe de todas…¡todas! Su partido perdió la mayoría, pero él conserva ese largo colmillo con el que ha logrado imponer las agendas y los tiempos. Nada pasa si no pasa por Maurilio, aunque haya panistas y priistas a los que les patee el hígado esa realidad. El presupuesto 2022 será aprobado, sin duda, pero cuando el “profe” crea que es el momento correcto.

*

La presidenta del PRI debería sosegarse, aprovechar el asueto decembrino y dejar que las cosas fluyan en el Expediente Coacalco. Doña Alejandra debería evitarse mas chamuscadas, ya basta con la reciente rostizada que les dio –a su candidato, partido y candidato– el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Ya hizo bastante el oso con la toma de protesta fake de David Sánchez Isidoro, a la que asistió en calidad de invitada de lujo. No vaya a ser que el PRI gane la apelación, se anule la elección y se vayan a una extraordinaria donde las probabilidades de que Morena arrase son muy altas. Podría ser peor el remedio que la enfermedad.

*

Definitivamente a Juan Rodolfo parece que le falta un tornillo. Su conducta es absoluta esquizofrénica. No dejó en tesorería ni para pagar la quincena a policías, bomberos y trabajadores de limpia, pero presume en sus redes sociales la estatua que mandó a hacer con el escultor Fernando Cano para colocarla en… ¡Corea! Por favor, ya que se vaya y deje de hacer sandeces en Toluca.

*

Si de canallas que se han salido con la suya se trata –al menos hasta ahora– cómo no señalar a la reelecta sindica del cabildo de Toluca, Alma America Rivera, la titiritera. Una mujer verdaderamente temible por como se conduce en política, una operadora inescrupulosa experta en cloacas, que mucha responsabilidad tiene en la desgracia que padece Toluca, una tierra totalmente ajena para ella. Brazo derecho del senador Higinio Martínez, tendrá 3 años más para hacerle la obra a su jefe el dueño del GAP. Veremos cómo la capotea el nuevo alcalde Raymundo Martínez.

*

Gustavo Vargas, el alcalde sustituto de Zinacantepec, es un pillo consumado. No de ahora en fase morenista, lo es desde que se vestía de panista. Se va con los bolsillos repletos de dinero mal habido al mismo tiempo que deja en ceros la caja municipal, sin un centavo. Su enriquecimiento es proporcional a la dimensión que la quiebra del erario que manejo a su antojo los últimos meses. La Auditoría Superior tiene en ese caso la oportunidad de demostrar que la lucha contra la corrupción es real y de que no será cómplice de los abusos de alcaldes por el simple hecho de que sean sus compañeros de partido.