Skip to content Skip to footer

Se dice que

se-dice-que

Se dice que

En la LIX Legislatura del Estado de México, Juan Zepeda pudo construir una red de intereses políticos que ha  preservado con el paso del tiempo

El próximo domingo es el Día Mundial del Medio Ambiente. Sirva la fecha para alertar que Toluca –de acuerdo con las reglas de medición de la Organización Mundial de la Salud (OMS)– es la segunda ciudad más contaminada de México. Allí la calidad del aire que respira la gente es casi veneno, pero lamentablemente se ha normalizado. Las políticas públicas para atacar el problema han fracasado. Los resultados son malos. El secretario de Medio Ambiente, Jorge Rescala, no ha podido. Debería explicar por qué.

*

Uno de los efectos colaterales de los previsibles malos resultados de este próximo domingo de la alianza PRI-PAN-PRD podría ser que para las elecciones del 2023 compitan de manera separada. La coalición está sobrevalorada, hasta el propio Claudio X González lo acepta. No, no son buenas noticias. Los partidos deberán entender que el electorado ha cambiado y lo que quiere es buenos candidatos, que empaten con sus volares y que tengan propuestas reales de beneficio colectivo. En política, hay sumas que terminan en restas.

*

Gobernar al municipio más poblado del Estado de México y haber conseguido la aprobación popular para reelegirse son argumentos suficientes para que al alcalde de Ecatepec, Fernando Vilchis, se le considere como serio aspirante a la candidatura de Morena. Algo similar pasa con Adolfo Cerqueda, el joven presidente municipal de Nezahualcóyotl, quien también tiene el legítimo anhelo. Ambos forman parte del recambio de la clase política mexiquense, rostros nuevos en la izquierda.

*

En la LIX Legislatura del Estado de México, Juan Zepeda pudo construir una red de intereses políticos que ha  preservado con el paso del tiempo. Hizo muchos amigos, compadres y comadres, a quienes ahora recurre en intento por repetir como candidato a la gubernatura, ahora por MC. Juan tiene muchos cuates en el PRI y PAN que lo ven con posibilidades reales, como un proyecto viable en el cual podría continuar activos. Bastaría con recordar a lo integrantes de esa Legislatura, la segunda en el sexenio de Eruviel, para entender de quién hablamos.

*

Muy interesante observar la querencia política de los 16 secretarios del gabinete delmacista. No actúan como grupo compacto, más bien son Montessori. Algunos están con Ernesto Nemer, otros con Alejandra del Moral. Bueno, hay hasta quien apuesta por Enrique Vargas. Quién lo diría, pero hay libertad hasta para que cada quién se mate con su propia mano.