Skip to content Skip to footer

“Camorreros”, acusa Maurilio a Del Mazo y priístas de coaccionar el voto

Expresó que la elección del 6 de junio se caracterizó por una estrategia de uso indiscriminado de recursos por el gobierno mexiquense y por el PRI en toda la entidad

El actual coordinador de Morena en el Congreso local y presidente del Consejo Político de ese partido, Maurilio Hernández González, afirmó que en el PRI y en algunos diputados electos se ha visto una actitud beligerante y de “camorreros”, cuándo en esta elección sólo lograron 100 mil votos más que en 2018, mientras el PAN perdió 400 mil. En el caso de Morena un millón de personas no salió votar derivado de la polarización, pero son votos que no se fueron a otras fuerzas.

Lee: Los porqués de las derrotas de Morena en el Edomex

Además, expresó en conferencia de prensa que la elección del 6 de junio se caracterizó por una estrategia de uso indiscriminado de recursos tanto a través de la entrega de la tarjeta rosa, como de dinero y fue operada por el gobierno mexiquense y por el PRI en toda la entidad, denominada “la cosecha de las manzanas rojas”, por lo cual ya ha presentado unas 10 denuncias en diferentes instituciones.

Maurilio Hernández señaló que Morena en estos momentos tiene 25 diputados, pero tres de sus militantes fueron siglados a través de Nueva Alianza, por lo cual se sumarán a ellos y llegarán a la siguiente Legislatura con 28 integrantes.

El PRI tendrá 22, el PAN 11, el PT y PRD cuatro cada uno, el Partido Verde, Nueva Alianza y Movimiento Ciudadano dos cada uno; por lo cual consideró que Morena y el PRI serán las únicas fuerzas con posibilidades de encabezar la Junta de Coordinación. Además afirmó que Morena sigue siendo la primera fuerza en el Estado de México ya que obtuvo el mayor número de votos y tendrá el mayor número de diputados en la siguiente legislatura con 28 integrantes.

Durante la entrevista sostuvo que aún cuando en la siguiente Legislatura nadie tendrá mayoría calificada el diálogo será obligado y Morena tiene apertura para hacerlo con todos, pero también exige el reconocimiento de que son la primera fuerza, pues a partir de ahí podrán construir y generar consensos.

El hecho de que ninguno de los bloques que se armarán cuente con 50 votos que implican mayoría calificada, explicó, generará la obligación de dialogar y llegar a acuerdos. Por ello, espera que el PRI deje actitudes beligerantes y falsos debates para privilegiar a la entidad mexiquense, como, dijo, lo ha hecho Morena hasta el momento.

En política, advirtió, el reconocimiento del interlocutor es fundamental y primero es necesario aceptar que Morena es la primera fuerza para después platicar y construir.

Maurilio Hernández también hizo una autocrítica a su partido y advirtió que les faltó tanto dirección, como organización y aplicación de algunas y algunos de sus candidatos