"Tengo la esperanza de encontrarlo vivo": abuela de Hashem, niño desaparecido en Lerma

Por: Claudia Rodríguez

Han pasado 15 días desde que el pequeño Hashem Hernández, de tan solo 2 años, desapareció en Lerma, con lágrimas en los ojos y una profunda tristeza, su abuela Úrsula Madrigal, suplica para que le devuelvan al menor. 

“Desapareció desde el 1 de agosto, a las cuatro de la tarde fue la última vez que lo vi, yo salí a una plática, siempre me lo llevo pero ese día estaba lloviendo y lo dejé con mi hijo”.

Hashem salió de su domicilio ubicado en la colonia Guadalupe la Ciénega en Lerma, en compañía de su tío de 26 años quien padece déficit de atención, ambos se dirigieron rumbo al CONALEP del municipio y ahí le perdieron el rastro. 

“Se lo dejé y cuando ya regresé ya no estaban, comencé a correr, los vecinos me apoyaron con motos, con patrullas, corriendo para todos lados porque conocen bien al bebé, ya una vecina me llevó a levantar la alerta odisea”.

Tres días después, localizaron al joven en el municipio de San Mateo Atenco en perfecto estado al entrevistarlo solo le informó a la autoridad que había dejado al niño en las inmediaciones del CONALEP de ahí que se comenzó una búsqueda por el Río Lerma.  

“Mi hijo apareció hasta el martes pero sin el bebé, y es que ellos esperan un cuerpo dicen que mi hijo lo mató que lo dejó por esa zona en el río Lerma pero no han encontrado nada ni con el dron que ocuparon”. 

Previous
Next

Así han transcurrido los días y Úrsula no puede conciliar el sueño ya que teme por la integridad de su nieto.

“Es la hora que sigo buscando a mi nieto, les pido a la gente que lo tenga que se tienten en el corazón, yo no los puedo ver pero dios está viendo el dolor por el que estoy pasando”.

La investigación señala va a paso lento a 11 días no ha obtenido avances de ahí que ha comenzado la búsqueda por cuenta propia, todos los días sale a pegar en postes, tiendas y paradas el boletín de urgencia con la foto de Hashem.

“No puedo vivir con esta incertidumbre de saber que a él le pasó algo, espero que le tengan paciencia porque es muy hiperactivo, no se cuántos días han pasado no vivo estoy desesperada”.

Las cámaras de videovigilancia ubicadas por la zona, solo captan cuando Hashem y su tío caminan rumbo al plantel y de ahí se pierde su rastro. 

Ursula ruega a las personas compartir la foto del menor para recibir alguna noticia buena y poder estrechar entre sus brazos al pequeño Hashem.