Skip to content Skip to footer

Terror bien mexicano; siete escritores que debes leer para morirte de miedo este 2022

Amparo Dávila, Francisco Tario, Guadalupe Dueñas, Alberto Chimal son algunos representantes de este género en el país

Texto: Fany Aldana

Uno de los géneros predilectos de muchas personas amantes de la literatura es el terror. Y ya que estamos iniciando el año, queremos que conozcas la obra de algunos escritores mexicanos indispensables para adentrarse a estas narrativas.

Francisco Tario

Aunque fue un escritor muy prolífico, la obra de Francisco Tario no se ha divulgado tanto. Sus escritos se ubican en la literatura fantástica mexicana, pero siempre van aderezados con un toque de terror. La noche (1943) es lo mejor de lo mejor. Sí o sí debes leerlo.

“Todos se apresuraron a levantar al muerto, aunque pesaba demasiado. Estaba rígido y frío como un árbol. Me dio horror. Vi a lo lejos a la jovencita fresca muy pálida y aterrada, con las manos sobre el descote. Su perfume me embriagó esta vez, removiendo mis instintos […].

Pero de nuevo cayó a plomo sobre mí el hombre ventrudo y fétido, cuyo cuerpo parecía exactamente una vejiga”.

Bernardo Esquinca

A este escritor tapatío no le da miedo mezclar géneros literarios, lo que ha generado que su obra se inscriba en algo denominado weird fiction, donde convergen lo policial y el terror.

En Los niños de paja (2008) se narran las historias de un investigador que resuelve casos a partir de rastros en los insectos; también la de una mujer acechada por un detective para desentrañar un misterio relacionado con la sangre; o la de un hombre que sueña con cataclismos aéreos. Además habla sobre centros psiquiátricos que esconden historias escalofriantes, un asesinato colectivo que involucra a varios matrimonios, un espantapájaros que guarda los secretos de un grupo de niños, una pitonisa que solo vaticina atrocidades, así como una guerra a muerte desatada en un pueblo durante la noche de brujas…

Alberto Chimal

Un escritor que entra aquí con honores porque es mexiquense y, además, porque todas sus obras combinan los sucesos extraordinarios con la cotidianeidad de la vida fusionando el mundo real con el de los mitos.

Te recomendamos: Alberto Chimal, el orgullo toluqueño de las letras

“Dos hombres despiertan en celdas contiguas de un sorprendente burdel. Uno viste como astronauta, el otro ha decidido aclarar un siniestro recuerdo infantil que involucra a la legendaria señora Isabel, quien resuelve a golpe de magia cada problema de ese lugar. Pero ¿cómo resolver un misterio dentro de un edificio en el que se oyen voces que salen de las paredes, la gente entra a otra dimensión mientras va caminando, y cada bella mujer que aparece tiene una misión secreta, que implica juegos eróticos con animales, o viajes y paradojas en el tiempo?”.

La torre y el jardín (2012)

Amparo Dávila

Amparo Dávila es una de las grandes representantes del género de terror en la literatura mexicana.

Sus relatos son tan escalofriantes y cotidianos; su literatura tiene elementos fantásticos y oscuros; sus personajes —casi siempre femeninos— están envueltos en ambientes inquietantes llenos de miedo, angustia, obsesión y locura.

Su cuento más conocido es “El huésped”. También te recomendamos Música concreta (1964), Tiempo destrozado (1959) y Árboles Petrificados (1977).

Guadalupe Dueñas

Una mujer que sin duda cimentó el género de terror en México, pero de la que muy poco se habla. Los cuentos de Guadalupe Dueñas están llenos de terror y fantasía, pero también de soledad infantil y deshumanización.

La cercanía de la muerte, o más bien, la vida frente a la muerte está latente en la mayoría de sus relatos. En Guía en la muerte la autora nos lleva del miedo al horror y de ahí a lo espeluznante.

El guía explica y a la vez es partícipe de la historia de una de las momias de Guanajuato:

“A esta señora la enterraron viva… Cuentan que a su primogénito, un niño prodigio que tocaba el violín a los 7 años, un día por descuido le derramó miel hirviente que lo marcó desde el cuello; la quemadura devoró el brazo y hubo que amputar la mano del pequeño artista. Un movimiento torpe hace que la bufanda del guía resbale y he visto una quemadura repugnante que pliega su carne y avanza hasta su cuello […] No resisto más… me adelanto a todos, hacia la vida… Palpo mis cabellos, mis latidos y mi piel ¡todavía vivo!

F. G. Haghenbeck

Un escritor que le da una vuelta curiosa al género de terror y que lo plasma muy bien en sus cómics y novelas. El noir negro más el horror hacen de cada texto de Haghenbeck algo excelso que debes leer en esta vida.

¿Qué pasaría si pudieras borrar todos tus pecados y tus errores? ¿Seguirías siendo tú mismo o cambiarías radicalmente? Estas preguntas se las formuló el escritor mexicano en Simpatía por el diablo, su última novela en la que abundan los seres paranormales, los ángeles, los demonios y sí, mucho terror.

Luis Jorge Boone

Este escritor veracruzano contemporáneo también le entra a las ondas terroríficas y lo hace de una manera sutil.

Círculo de Poesía define La noche caníbal como una selección en la que los cuentos de Boone “narran cómo transita el hombre de la locura al juicio y viceversa. Hombres de conducta errática que de pronto encuentran que existe un escenario donde esa conducta resulta aceptable, el escenario de su mente, el escenario donde la locura monta teatros infames de solitarios dones”.