Skip to content Skip to footer

Todo aumenta, menos el salario en Edoméx

En el Estado de México en promedio un trabajador percibe cinco mil 500 pesos mensuales de salario, 183 pesos al día con los cuales tiene que satisfacer necesidades básicas como alimentación transporte y vivienda, revelan datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

De los 6 millones 952 mil 279 trabajadores que se registran en la entidad, sólo un millón 333 mil 681 están registrados ante el IMSS es decir que gozan de seguridad social, y eventualmente tendrán una pensión a su retiro de la vida laboral.

Los datos advierten que 333 mil 456 personas no reciben pago alguno por su trabajo, muchos de ellas son mujeres que laboran dentro de sus hogares.

En el marco del día del trabajo la fuerza laboral de la entidad está ubicada en empleos de la rama manufacturera, transportes y comunicaciones, así como en puestos gubernamentales.

El estudio refleja que el campo es una de las áreas dónde la fuerza laboral está disminuyendo, a penas el 4.3 de los trabajadores mexiquenses se concentran en las actividades agropecuarias.

Es evidente que el mercado laboral sigue siendo controlado por lo hombres, que representan el 62 por ciento de las mujeres; además de ser mejor remunerados por el mismo trabajo.

Un trabajador mexiquense gana en promedio 5 mil 500 pesos al mes, y no cuenta con seguridad social, de ahí que busquen otras alternativas para mejorar sus percepciones aumentando la tasa de informalidad en la entidad, debido a que su salario no es suficiente para satisfacer sus necesidades básicas, ni las de su familia.

La precariedad del empleo es confirmada por el Sindicato de Telefonistas en el Valle de Toluca, José Luis Lara, presidente del Comité de Vigilancia afirmó que el poder adquisitivo de los trabajadores se ha perdido, y lamentablemente el crecimiento económico del que tanto han hecho alardean los gobiernos federal y estatal “se han quedado en buenas intenciones”.

El escaso poder de compra de los mexicanos es consecuencia de la caída en el Producto Interno Bruto (PIB), ya que su crecimiento no ha sido superior al 1.3 por ciento, lo cual ha venido a pulverizar el aumento de dos pesos con 26 centavos que se le dio este año.

 Aunado a ello la Reforma Laboral ha venido a darle al “traste” a la formalidad del empleo, porque se le ha dado más poder a las outsourcing que se caracterizan por no brindar prestaciones a sus trabajadores e incrementar la irresponsabilidad de los patrones.