Skip to content Skip to footer

Toluca, nuevo centro de guerra del narco

La Fiscalía ha detectado en la capital mexiquense la presencia y operación de la Familia Michoacana y Cártel Jalisco Nueva Generación.

Foto: Jesús Mejía.

La disputa por el territorio entre células del crimen organizado en el Valle de Toluca ha rebasado la zona sur considerada con presencia de grupos delictivos; esta vez, la capital mexiquense podría ser el centro de una guerra del narco, tal como se pudo leer en dos mantas colocadas en avenidas principales de Toluca, presuntamente por el cartel de la Familia Michoacana.

La “narco violencia” –como se le ha denominado a los ataques por parte del crimen organizado en contra de civiles, policías o dependencias– se ha incrementado en gran parte del país, tal es el caso de Guanajuato, donde en un día más de 10 personas fueron asesinadas.

Si bien en el Estado de México la amenaza fue en contra de elementos ministeriales y la propia Fiscalía General de Justicia, no se sabe de qué forma pueda actuar el crimen organizado dejando en un posible fuego cruzado a cientos de personas.

El fiscal mexiquense, Alejandro Gómez Sánchez, semanas atrás, reconoció que las dos principales organizaciones con presencia en la entidad mexiquense son la Familia Michoacana y Cártel Jalisco Nueva Generación, mientras que en menor escala se encuentra el Cártel del Golfo, el Cártel del Pacífico, el Cartel del Nuevo Imperio, la Empresa, el Cártel del Centro y la Unión Tepito.

“Las dos organizaciones criminales que tienen territorialmente mayor presencia y que tienen mayor flujo de operaciones por decirlo así son Familia Michoacana y Cártel Jalisco Nueva Generación, muchos grupos delictivos o bandas o pandilla que no dejan de tener cierto grado de organización o estructuración se ostentan como Jalisco Nueva Generación o se ostentan como Familia Michoacana o como cualquier otro grupo criminal”

Gómez Sánchez detalló que la organización criminal la Familia Michoacana tiene presencia en municipios como Valle de Bravo, Luvianos, Tejupilco, Temascaltepec, San Simón, Amatepec, Tlatlaya, Sultepec, Texcaltitlán, Almoloya de Alquisiras, Zacualpan, Coatepec Harinas, Ixtapan de la Sal, Tonatico.

Foto: Jesús Mejía.

En tanto, en el municipio de Toluca, la Fiscalía ha detectado la presencia y operación de la Familia Michoacana y Cártel Jalisco Nueva Generación.

“Hoy por hoy tenemos un conflicto en la región sur del estado y eso implica desde Toluca, Zinacantepec hacia abajo entre Familia Michoacana y Jalisco Nueva Generación que se están tratando de disputar de alguna manera las plazas, lo que ellos llaman “el control de la plaza”, que no es otra cosa que la computación de autoridades y el derecho de piso y las extorsiones que llevan a cabo desde el punto de vista territorial”

En lo que respecta al Valle de México, en municipios como Naucalpan se tienen detectados a la Nueva Empresa, algún remanente del Cártel del Golfo; en Zumpango hay presencia de la banda de los Sapos, y Jalisco Nueva Generación.

“Grupos delictivos que tienen que ver más con huachicol y se derivan en otros géneros delictivos u otras expresiones delictivas”

Aún cuando la dependencia ya cuenta con la distribución geográfica de las bandas delictivas que operan en el Estado de México, particularmente Valle de Toluca, los ataques homicidios e intimidaciones continúan.