Vecinos de Santa Ana Tlapaltitlán denuncian venta de alcohol ilícita 

Detrás del olor a café que irradia por las calles de Albert Einstein e Industria Automotriz, del municipio de Toluca, se esconde un problema de venta de alcohol de manera ilícita que merma la seguridad de los vecinos de este lugar. Según información brindada por  habitantes del lugar, lo que parece una inofensiva tienda, al […]

Detrás del olor a café que irradia por las calles de Albert Einstein e Industria Automotriz, del municipio de Toluca, se esconde un problema de venta de alcohol de manera ilícita que merma la seguridad de los vecinos de este lugar.

Según información brindada por  habitantes del lugar, lo que parece una inofensiva tienda, al parecer es un local cervecero ilegal donde todos los días, pero en especial viernes, sábado y domingo, las calles se presentan llenas de personas alcoholizadas que en ocasiones agreden a quienes pasan por el lugar.

“Hace como veinte días mandaron unas patrullas pero no pasó nada, de hecho no sé cómo le hagan pero saben cuándo va a haber operativos y ese día los puestos no se ponen, no hay nadie”

Cabe destacar que este lugar es solo uno de los tantos que rodean esta y otras calles aledañas, como la calle Industrias Químicas, también a la altura de Albert Einstein, que se ve cerrada por completo los fines de semana por la llegada de puestos “cheleros” que invaden el lugar y corrompen la tranquilidad.

La persona que contactó a AD para denunciar esta situación, pidió discreción y anonimato pues comenta que los dueños de estos puestos están acordados con las autoridades para que puedan continuar con sus ventas de manera ilegal.

“Se han visto policías que entran y también gente de gobernación que entra al lugar, pero no hacen nada porque les pasan su mordida y si les dan buen dinero, nosotros nos hemos acercado pero si son gente de peso quienes andan ahí y necesitamos que lo quiten, más que nada por nuestros hijos”.

Asegura que su hija ha sido víctima de acoso por los visitantes y que se han presentado casos de agresión en la zona.

“Estas personas son sumamente violentas, suele pasar que los vecinos se solapan el uno al otro, y cada vez se abren más tiendas para la venta de alcohol y hasta donde sabemos ninguna tiene permiso”.