Skip to content Skip to footer

Williams no planeó suicidio

Robin Williams no había presentado, como otros enfermos depresivos, síntomas de tendencias suicidas según una nueva información. El actor no había planeado la forma de terminar con su vida y el mismo día de su muerte había estado pensando en nuevos proyectos profesionales. La decisión del actor fue fatal aunque espontánea.

Un amigo del actor que habló con él apenas unos días antes de su muerte confirma que “él estaba totalmente inmerso en estos nuevos proyectos y no dudó a la hora de preguntarme todos los detalles del acuerdo profesional”. Este tipo de actitudes no las tiene alguien que piensa en terminar con su vida.

La misma fuente indica que “Robin no estaba demasiado feliz por el proyecto pero últimamente era así, no era nada fuera de lo normal. Vivía, como otros cómicos, en un lugar oscuro (en referencia a su vida personal)”. Ni la mujer de Robin ni su asistente tenían constancia alguna de que el actor estuviese planeando su suicidio.

Sus familiares opinan que la decisión de Robin fue espontánea y sin premeditar. De hecho, el actor intentó cortarse las venas y posteriormente se ahorcó. Las hipótesis siguen circulando por internet y nunca dejarán de ser meras conjeturas de lo que sucedía en la mente del actor.

(Con información de TMZ)