Skip to content Skip to footer

Zinacantepec vs la discriminación

Al ser la rendición de cuentas un ejercicio democrático ineludible contenido en la Ley Orgánica Municipal, Ricardo Ávila González, titular de la Defensoría de Derechos Humanos del Ayuntamiento de Zinacantepec, presentó su informe anual de actividades 2013, durante la LXVIII Sesión Ordinaria de Cabildo.

En presencia de Juan Manuel Torres Sánchez, visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, el defensor municipal dio cuenta de los resultados y acciones del primer año de trabajo; refrendó su compromiso en la defensa de las garantías individuales, sin perder de vista el enfoque preventivo, la promoción y la práctica de la mediación y la conciliación como medios alternativos de solución de conflictos.

Dividido en dos apartados, el informe refiere en primera instancia de la Promoción y Divulgación de los Derechos Humanos, que supone no sólo el conocimiento, sino su respeto, defensa y ejercicio, operando en tres ámbitos: territorial (comunidades); educación (niños y jóvenes) y administración municipal (servidores públicos).

En segundo término se habla del Programa de Protección y Defensa de los Derechos Humanos, como parte medular del trabajo que realiza la Defensoría Municipal, con el objetivo de modificar los mecanismos habituales de atención a las denuncias ciudadanas y colocar en el centro de sus acciones a las víctimas de presuntas violaciones a sus garantías.

Al abordar el tema de la Observancia de los Derechos Humanos, Ávila González señaló que se ejecutaron acciones permanentes de sensibilización, para atacar desde raíz la discriminación a la que aún es sometida la población indígena y los grupos vulnerables. En cuanto al Desarrollo Institucional agregó que se ofrecieron pláticas, capacitaciones y asesorías, para un mejor desempeño de los servidores públicos de las distintas áreas de la administración municipal.

Al finalizar, el visitador Juan Manuel Torres Sánchez reconoció que lograr la igualdad en el trato de las personas, es un ardua tarea de quienes defienden y promueven los Derechos Humanos, de ahí la necesidad de fortalecer las políticas públicas en la materia.

Acompañaron en su informe a Ricardo Ávila González, los defensores de oficio Mariana Franco González, de Toluca; Agustín Herrera Pérez, de Metepec y Ramón Torres Alva, de Otzolotepec