Skip to content Skip to footer

50 años del “Halconazo”, estudiantes muertos a manos del Estado

En 2005, una fiscalía especializada en delitos del pasado, ahora desaparecida, intentó enjuiciar por genocidio al expresidente Luis Echeverría por esta masacre

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ofreció este jueves en nombre del Estado disculpas por una represión de estudiantes ocurrida en 1971, conocida como “el halconazo” y que es evocada en la galardonada cinta Roma.

Luego del genocidio del 68, los universitarios se mantuvieron al margen por dos años antes de volver a organizar una marcha masiva contra el gobierno.

Fue un llamado “Jueves de Corpus”, 10 de junio de 1971, cuando jóvenes que se manifestaban en apoyo a un movimiento estudiantil en Nuevo León fueron violentamente reprimidos con palos y armas de fuego por “Los Halcones”, un grupo élite de la policía que se encargó no solo de violentarlos al momento, sino también “rematarlos” en las salas de emergencia de los hospitales.

“Ofrecer en mi carácter de representante del Estado mexicano una sincera disculpa, un sincero perdón, y el compromiso sobre todo de la no repetición, de que nunca más se reprima a quienes protestan”, dijo López Obrador al iniciar su conferencia de prensa matutina.

El llamado “halconazo” o la “Matanza del Jueves de Corpus” dejó, según autoridades de la época, una docena de fallecidos, pero defensores de derechos humanos denuncian que fueron un centenar.

“Un abrazo a todos los familiares de las víctimas de la represión en este día 10 de junio a 50 años del ‘halconazo’“, expresó el mandatario.

Roma, la oscarizada cinta del director mexicano Alfondo Cuarón, evoca en su trama esta represión de estudiantes.

En 2005, una fiscalía especializada en delitos del pasado, ahora desaparecida, intentó enjuiciar por genocidio al expresidente Luis Echeverría (1970-1976) por esta masacre, pero el poder judicial consideró que no había elementos y que los delitos por los que podría ser procesado ya habían prescrito.

Echeverría, quien tiene 99 años, también es señalado como uno de los probables responsables de la masacre de estudiantes a manos de militares en Tlatelolco, un barrio de la capital, ocurrida el 2 de octubre de 1968.