Acelera Crimea su anexión a Rusia

La península de Crimea, a orillas del mar Negro, aceleraba este martes el proceso de separación de Ucrania y de incorporación a Rusia, a la que perteneció hasta 1954, cuando ambas repúblicas formaban parte de la Unión Soviética.

En el primer día de su autoproclamada independencia, Crimea adoptó el rublo y sus fronteras estaban ya bajo control de tropas rusas, en un camino que Moscú considera irreversible pese a las amenazas de sanciones occidentales.

Los crimeos aprobaron el domingo esa unión en un referéndum en el cual el sí obtuvo casi un 97%. La consulta había sido convocada como réplica a la destitución el 22 de febrero por el Parlamento ucraniano del presidente prorruso Viktor Yanukovich, tras tres meses de protestas y violentos enfrentamientos en Kiev.

La península tiene 27.000 km2 (casi el tamaño de Bélgica) y unos dos millones de habitantes, en su gran mayoría de origen y habla rusos.

BANDERA: como muchos territorios con reivindicaciones separatistas, Crimea dispone ya de su propia bandera, con tres bandas horizontales azul, blanco y rojo, que está reemplazando rápidamente los pabellones de Ucrania.

BASE NAVAL RUSA: En el puerto crimeo de Sebastopol ancla la flota rusa del mar Negro, que desde allí tiene acceso al Mediterráneo, con una presencia estimada de 11.000 marinos. La base fue instalada hace 230 años y siguió bajo jurisdicción rusa tras la proclamación de la independencia de Ucrania en 1991.

MONEDA: La República de Crimea dispone desde el lunes dos monedas oficiales, la grvina ucraniana y el rublo ruso. Pagar en rublos en tiendas en la principal ciudad es de momento imposible, aunque al menos un banco ha hecho las transición y está dando extractos bancarios en ambas monedas.

TURISMO: el turismo constituye una parte sustancial de la economía local y la pintoresca ciudad de Yalta -famosa por la cumbre entre Stalin, Rossevelt y Curchill que en 1945 dividió Europa tras la Segunda Guerra Mundial- acoge a unos 10.000 cruceros al año.

Tras el referéndum del domingo, el primer ministro Serguei Axionov no dudó en lanzar un mensaje de cara al futuro del turismo "¡Os invito a todos a Crimea este verano!", tuiteó el lunes por la mañana. "¡Centrémonos en prepararnos para la temporada alta!".

¿AUTOSUFICIENCIA?: Crimea se ha declarado independiente, pero es difícilmente autosuficiente. Un 85% de su suministro de agua y un 82% de su electricidad depende de Ucrania, según Mikjaylo Gonchar, un experto de energía del Centro Nomos de Kiev.

La empresa Chormornaftogaz extrae 1.600 de millones de metros cúbricos de gas natural del mar Negro cada año, que cubre las necesidades de calefacción y de cocina de Crimea.

ORGULLO CRIMEO: A pesar del referéndum y del anuncio de las autoridades de querer unirse a Rusia, algunos crimeos preferirían no pertenecer a Rusia ni a Ucrania.

Su territorio ha sido controlada a lo largo de los siglos por los hunos, los venecianos, los griegos bizantinos y los otomanos turcos.

Su población está compuesta por rusos (59%), ucranianos (24%) y tártaros, una comunidad de tradición musulmana que se instaló en el siglo XIII y que representan un 12% de los dos millones de habitantes de la región.

(Con información de AFP)