Skip to content Skip to footer

Ahoga nepotismo al Edoméx

Amigos, familiares y conocidos son los beneficiados con la obra pública en los diversos municipios del Estado de México, debido a que existen lagunas en la ley que permiten a los alcaldes asignar contratos, sin importarles cuestiones básicas como la calidad del trabajo, el costo y beneficio a la población, afirmó Arturo Chavarría Sánchez, presidente del Colegio de Urbanistas del Estado de México.

Cuestionado sobre la lista de obras del ayuntamiento de Ocoyoacac afirmó que es tan sólo un ejemplo del mal uso de los recursos públicos, pues al ser un municipio conurbado es necesario que licite de manera pública las construcciones con un valor a partir del millón de pesos; sin embargo realizan procesos como la invitación restringida o la adjudicación directa para escoger a quién le darán los recursos públicos.

“En Lerma también pasa, en un día el alcalde anunció que iniciaría 70 obras, nadie sabe qué empresas, tiempos, ni detalles de ellas, pero esto ya es muy común en los ayuntamientos y viene ocurrieron desde hace años, los alcaldes a través de sus direcciones de Obras escogen a quién le darán la construcción de obra pública, a cambio de un apoyo futuro para sus carreras políticas”

En el caso de Ocoyoacac la página de transparencia detalle que de las 95 obras, las de menor monto fueron adjudicadas directamente, sin mayor información y aquellas como el teatro al aire libre o el hospital fueron por invitación restringida, pero ninguna de ellas se licitó públicamente se advierte en los datos proporcionados en la página oficial del gobierno municipal.

“Al dar las obras se desconoce si estas empresas están al corriente fiscalmente, si son legales, pero lejos de que ese tipo de situaciones sean perseguidas por el Órgano Superior de Fiscalización, este también se convierte en cómplice, y se amplía más el círculo de corrupción en el rubro”

Por ello señaló que es necesario modificar el libro 12 que habla de la obra para sancionar a los ayuntamientos que incurran en estas práctica de otorgar contratos a sus amigos; sin embargo los diputados también son cómplices de lo que está ocurriendo.