Skip to content Skip to footer

Ahogan deudas al empobrecido municipio de Capulhuac

Este municipio fue calificado con deuda en observación porque registra un alto rango en sus obligaciones a corto plazo con proveedores y contratistas.

De 52 municipios mexiquenses evaluados por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas para conocer sus niveles de endeudamiento, hasta diciembre del 2019, solo Capulhuac fue calificado con deuda en observación, pues registra un rango alto en sus obligaciones a corto plazo con proveedores y contratistas sobre sus ingresos totales.

Chapa de Mota, Naucalpan, Nicolás Romero, Soyaniquilpan de Juárez, Tenango del Valle y Teotihuacán registraron un rango medio en alguno de estos dos rubros evaluados: en sus obligaciones a corto plazo, o en el servicio de deuda y obligaciones sobre los ingresos de libre disposición, aunque en general tuvieron un endeudamiento sostenible.

Sin embargo 16 ayuntamientos no entregaron información, entre ellos: Ecatepec, Cuautitlán Izcalli, Coyotepec, Chicoloapan, Axapusco, Acolman, Juchitepec, Melchor Ocampo, Metepec, Sultepec, Tecámac, Temascalcingo, Teoloyucan, Tianguistenco, Tultitlán y Zinacantepec, por lo cual no hay claridad en su situación.

Al final, la revisión solo abarcó a 36 ayuntamientos de los 125 que integran el Estado de México.

La Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios del 2016 estableció el sistema de alertas de la deuda subnacional para evaluar los niveles de endeudamiento de los entes públicos, y la encargada de hacerlo es la Secretaría de Hacienda.

Los diputados locales Maurilio Hernández, presidente de la Junta de Coordinación política en el congreso local y Mónica Álvarez Nemer, presidenta de la Diputación Permanente informaron que hay unos 25 municipios que han pedido autorización para reestructurar sus deudas o contratar nuevos financiamientos y han advertido que evaluarán el caso de cada municipio, antes de determinar si se autoriza algún ajuste o la posibilidad de adquirir más deuda.

Entre los municipios que han hecho solicitudes para refinanciar o contratar créditos se encuentran varios que en la última evaluación del sistema de alertas tuvieron un endeudamiento sostenible, como: Atizapán de Zaragoza, Atlacomulco, Cuautitlán México, Toluca, Valle de Chalco, Tezoyuca, Atenco, Tlalnepantla, mientras Ecatepec, Tultitlán y Tecámac no entregaron información.

El sistema de alertas

Los resultados del sistema de alertas, es decir, el mecanismo encargado de evaluar los niveles de endeudamiento de los entes públicos locales que tienen contratados financiamientos y obligaciones inscritos en el registro público único, son semestrales, y se basan en tres indicadores: el primero es la deuda pública y las obligaciones como proporción de los ingresos de libre disposición.

_____________________________
_____________________

El segundo es el servicio de la deuda y las obligaciones como proporción de sus ingresos de libre disposición vinculados con la capacidad de pago que tiene cada uno, donde se miden las amortizaciones, los intereses y las comisiones. El tercero son las obligaciones a corto plazo y proveedores y contratistas para mostrar la capacidad financiera del ente público de hacer frente a sus obligaciones contratadas a plazos menores de un año

Las evaluaciones son tres: rango bajo, que indica una deuda sostenible: el rango medio que implica endeudamiento en observación y el rango alto que es un foco rojo por los pasivos elevados.

Entre otras cosas, el análisis destaca que de los 2 mil 447 municipios del país sólo 788 tienen obligaciones financieras inscritas en el registro público único de la Secretaría de Hacienda, es decir, el 32.2%, y de ellos, 298 demarcaciones no pudieron ser evaluadas porque no entregaron información, o no fue suficiente para revisarla.

Además, de los 490 municipios que se evaluaron solo uno presentó un nivel de endeudamiento elevado: Cuautla Morelos por tener dos indicadores en rango alto, pero el 6.1% tienen un nivel de endeudamiento en observación y el 93.7% presenta un nivel de endeudamiento sostenible.