Ana Lilia no retirará sus intenciones de ser candidata del PRI

Ana Lilia no retirará sus intenciones de ser candidata del PRI
Lo que se ve ahora con Ana Lilia en el PRI es muy parecido a lo que se vio con Higinio Martínez en Morena. Nadie debería escandalizarse

Lo más rentable para Ana Lilia y Morena es que la duda perdure. Por eso no lo aclaran. La foto es auténtica, la diputada sí estuvo en el mismo lugar que Delfina. Parecería, que el cálculo político de la aspirante priista es cotizarse. Morena cree que así exhibe la debilidad de su principal adversario.

*

Ana Lilia no retirará sus intenciones de ser candidata del PRI, por lo menos no antes de que se publique la convocatoria para el proceso interno. Está en su derecho, pero su postura significa –por supuesto– un desafío a la autoridad política de Alfredo del Mazo, del presidente estatal del PRI y los 6 exgobernadores vivos, mínimamente. Los trabajos internos del PRI iban bien, pero pueden descomponérsele al final. Veremos.

*

Lo que se ve ahora con Ana Lilia en el PRI es muy parecido a lo que se vio con Higinio Martínez en Morena. Nadie debería escandalizarse, esas diferencias son consustanciales a la competencia política. Que no cunda el pánico.

*

Las formas de Eric Sevilla no son finas. Es como un cirujano con manos de elefante. Hecho en la escuela más tradicional del priismo. Actúa como en los tiempos del partido hegemónico, parece que no entiende que estos no son los años 70. Si hay priistas que se sienten agraviados, es justamente por la ausencia de tacto y cortesía. El gen autoritario le obnubila.

*

Responsable de la política interior del Estado, el secretario General de Gobierno tiene en otras muchas responsabilidades garantizar la gobernabilidad y la legalidad en todo el territorio. Justamente, para hablarnos de eso –de cara a las elecciones del 2023– el próximo lunes nos acompañará Luis Felipe Puente en el Conversatorio AD. Participación abierta, como siempre, así que empiecen a enviar sus comentarios y preguntas.