Skip to content Skip to footer

Ante escasez de proyectos literarios, Grafógrafxs como alternativa para escritores emergentes

Su labor no solo se relaciona con la edición y publicación de la revista sino con la organización e impartición de los talleres

Grafógrafxs es un espacio para imaginar, leer, nombrar, reconocer y escribir; y que lo siga siendo es el deseo de Sergio Ernesto Ríos, director de esta publicación universitaria de literatura, que recién cumplió su tercer aniversario.

Lee: Creación literaria: la gran olvidada por las instituciones del Edomex

Pero este proyecto no es solo eso, desde la concepción de Sergio Ríos, es una gran campaña de fomento a la lectura que por un lapso de tres años ha puesto a leer a la comunidad universitaria: personas de todas las carreras, de preparatoria a posgrado, y también a la gente de Toluca, al involucrarla en los talleres, presentaciones.

La revista y la pandemia

El director menciona que a raíz de la pandemia han conseguido una recepción global, han publicado autores contemporáneos de toda Latinoamérica, cumpliendo la idea de que “no hubiera distancia entre nuestrxs autorxs de los talleres de poesía y narrativa, y escritorxs consagradxs”.

Grafógrafxs es, pues, una revista preocupada por la lectura, con todo al centro del lector. “Mantener ese rigor en tres años y explorar nuevas temáticas es lo esencial” menciona El también poeta Sergio Ríos.

Una labor más allá de la edición

El equipo de trabajo de la revista ha cumplido con un trabajo fundamental en el impulso de la creación literaria. Su labor no solo se relaciona con la edición y publicación de la revista sino con la organización e impartición de los talleres literarios que han dado cabida a muchos universitarios y no universitarios que practican la creación.

Adicionalmente, durante este tiempo la publicación se ha posicionado en la escena literaria de Toluca. Antes de la pandemia, el equipo tenía “un ritmo de presentaciones titánico, puedo decir que recorrimos y llevamos Grafógrafxs a casi todos los campus de la universidad”, dice Sergio.

Lectura de poesía. Fotos: Patricia Ramírez

La promoción, que también incluye colaboraciones semanales y mensuales en la radio -gracias a Cecilia Juárez y Alonso Guzmán, dice Sergio- le ha valido reconocimiento incluso en algunos sitios fuera del país. Las colaboraciones también se hacían en medios locales escritos, con Ximena Barragán.

En las presentaciones, algunas hechas gracias a la ayuda de profesoras y profesores, quienes hicieron la invitación para presentar la revista a sus salones o facultades, “la sensación más inmediata de nuestrxs lectorxs es el diálogo, el descubrimiento de cierto poema, cuento u ensayo, y querer compartirlo, reflexionarlo y charlar”, dice Sergio. Agrega que “de ahí la importancia de la gratuidad de la revista impresa y la libre descarga en nuestra página web”.

El nacimiento del proyecto

Grafógrafxs vio la luz al amparo de la Universidad Autónoma del Estado de México, producto de un proyecto planteado para dar voz a universitarios interesados en escribir. Posteriormente, los talleres –de narrativa y poesía– dieron cabida no solo a universitarios, sino a todo aquel que quisiera practicar la escritura; estos funcionan como un ejemplo de la vinculación de la institución con la sociedad.

Una mudanza a lo digital

“Con una pandemia durísima que nadie esperaba –dice Sergio– la revista se mudó a lo digital”. Aunque reconoce que al principio fue difícil aceptar el nuevo formato, la posibilidad de llegar a otros lugares fuera de Toluca se abrió: “Yo desconfiaba que funcionaran los talleres en lo virtual, cuando cada semana en el de poesía había más de 30 personas. Tardé un par de meses en aceptar el nuevo formato. Alonso en cambio arrancó de inmediato su taller virtual y desde entonces tiene entre 15 a 20 personas, de Toluca, de la República y de muchos países. Lo mismo sucedió con el taller de poesía sesiones de 20 personas de aquí de Saltillo, Zamora, Guadalajara, Puebla, Mérida, Ciudad de México y Venezuela, Argentina, Ecuador, Bolivia, Estados Unidos o Perú”.

Semillero de otros proyectos

Sergio explica que fue tan importante la recepción y el trabajo de la gente de los talleres que se abrió una colaboración semanal en el diario Portal. Se hicieron dos antologías, una para cada taller y se lanzaron dos colecciones: Pasavante de poesía, con 19 títulos, “que incluye primeros libros de nuestrxs autorxs, poemas que hemos trabajado en el taller semana a semana”. Además la colección de narrativa llamada Invitación al incendio con once títulos, igual hay primeros libros, una primera novela de Daniela Albarrán, una antología bellísima de cuentos sobre monstruos. La asistencia a los talleres a la fecha es de más de 6000 personas.

El compromiso del equipo

Sergio reconoce que “es el orquestador de un proyecto colectivo, el que organiza y dirige el trabajo de muchísimas personas”, quienes esperan volver a las presentaciones para regresar con los lectores.

Considera que Grafógrafxs “es el proyecto más importante en la ciudad” que muestra diversidad de temas y voces: en narrativa Yahaira González, León Felipe Cuenca, Adriana Mondragón Collado, José Edmundo Hernandez, Denise Ocaranza y Silvia Yulmaneli Moreno León. Y en poesía: Ricardo Aguirre, Israel López Lozano, Ana Basilio, Patricia Huerta Lozano, Elena Gómez, Elena Bulsara, José Luis Aguirre, Lolbé González, Ángel Uicab “la lista es larguísima, dice, todos están ganando premios, siendo publicados en otras revistas, antologías. Que surja una nueva generación de escritores desde Grafógrafxs es lo máximo”, finaliza.