Skip to content Skip to footer

Creación literaria: la gran olvidada por las instituciones del Edomex

Parte del trabajo literario que existe en la ciudad de Toluca se ha dado al margen de la institución; es decir, es producto de un trabajo autogestivo

Desde la perspectiva del narrador, tallerista y locutor Alonso Guzmán, en las instituciones culturales del Edomex existe un desinterés por los temas de creación literaria; esto se refleja en las pocas posibilidades para publicar lo que se está creando en la actualidad.

Lee: Polémicos y sensibles los temas literarios de la revista Grafógrafxs

La labor del taller de creación literaria

El taller de creación literaria, dice Alonso, cumple distintas funciones para quienes lo integran: es un espacio en el que se puede pasar el rato y también donde se perfila a los asistentes para la escritura profesional. Hay lugar para todos los casos y en este entorno, la publicación es un elemento que puede funcionar como incentivo para la creación.

Es en este sentido es que la institución cultural –que debería promover las iniciativas de creación– podría jugar un papel importante; no obstante, aquellas que llevan a cabo la publicación –ya sea por concurso o por algún otro tipo de decisión– se ven rebasadas por el número de personas que buscan esta posibilidad.

El taller es también un sitio donde es posible reconocer si se cuenta con el interés y la disciplina para ejercer el oficio de escritor. De esta manera, las distintas razones por las que las personas asisten a un taller literario no deberían ser negadas porque se limitaría el avance de la “red literaria” que subsiste en la ciudad.

Hasta este momento, menciona Alonso Guzmán, parte del trabajo literario que existe en la ciudad de Toluca se ha dado al margen de la institución; es decir, ha sido producto de un trabajo autogestivo.

La academia y la crítica literaria de lo local

En la entidad, dentro de la Universidad Autónoma del Estado de México existe la licenciatura en Lengua y Literatura Hispánicas; desde ahí, algunos profesores le dan importancia a escritores de la ciudad, lo que podría darle un impulso al trabajo creativo. Sin embargo, hay otros que, desde la academia, consideran que lo escrito no es literatura.

Al final, no existe esta conjunción entre academia y literatura local, la crítica literaria no se hace de la producción local y “ni siquiera hay reseñas perdiodísticas”, menciona Alonso.

Otros esfuerzos para publicar

Alonso Guzmán, integrante del Centro Toluqueño de Escritores, coordina las tutorías de narrativa que recientemente –vía concurso– se brindarán a jóvenes menores de 30 años; los ganadores de estas tutorías trabajarán durante un año para concretar un producto literario que será publicado; al respecto, Alonso menciona que en este momento se están dando los contactos con los jóvenes que resultaron ganadores.

Grafografxs, el compromiso de mantener un taller de creación literaria

Alonso Guzmán también coordina el taller que emanó de la revista universitaria Grafógrafxs. Este producto editorial se colocó en un lugar importante en el entorno literario local, debido a la promoción y trabajo de su director, Sergio Ernesto Ríos. Aunque el apoyo económico que recibía como coordinador del taller ha sido retirado, el trabajo con los interesados continúa sistemáticamente, por un compromiso personal con esta actividad.

La institución cultural en el Estado de México

En el Edomex los esfuerzos de publicación literaria provienen de diversas instituciones, la Secretaría de Cultura y Turismo es la encargada de “vincular a la sociedad con el quehacer cultural de la entidad, así como planear, organizar, coordinar, promover, ejecutar y evaluar las políticas, programas”; pero ha sufrido diversas transformaciones.

Te recomendamos: ‘La Chispa’ de Santa Ana: arte, conciencia y cultura popular

En septiembre de 1987 se publicó la ley para la creación del Instituto Mexiquense de Cultura (IMC); al amparo de esta institución se impulsaron algunas colecciones y se convocó a concursos de publicación. Posteriormente, el IMC fue transformado, en abril de 2020, a la Secretaría de Cultura y Deporte; actualmente, desde septiembre de 2020, se le denomina oficialmente Secretaría de Cultura y Turismo.

Dentro del organigrama de la Secretaría de Cultura y Turismo se ubica el Consejo Editorial de la Administración Pública Estatal (CEAPE). Fue creado en junio de 2006 con la intención de “definir y aprobar políticas, criterios y lineamientos de dictaminación, edición, coedición, registro, producción, resguardo, distribución, difusión y comercialización de las publicaciones generadas por las dependencias y organismos auxiliares del Poder Ejecutivo del Estado de México” . En agosto de 2019 fue sectorizado a la Secretaría de Cultura y Turismo.

El CEAPE tiene entre sus funciones la de “editar, difundir, donar y vender las obras que el Consejo determine”. También emite algunas convocatorias para difusión, aunque algunas de ellas han desaparecido con el tiempo como es la del Premio Internacional “Sor Juana Inés de la Cruz”.

Rechazo de estímulos federales

Por otra parte, las convocatorias han desaparecido; así como las becas que se ofrecían desde la institución de cultura estatal –con recursos federales– como es el caso del Programa Estímulos a la Creación y Desarrollo Artístico (PECDA) 2022. Este recurso federal ha sido rechazado por cuarto año consecutivo.

En la última convocatoria abierta, los beneficiarios del PECDA sostuvieron una campaña con el fin de que los estímulos les fueran suministrados; pues hubo un retraso considerable en las entregas debido a que, según informó la Secretaría de Cultura federal la institución estatal no liberó los recursos que le correspondían, en su momento.