Skip to content Skip to footer

Raúl Romero se gana la vida como franelero, se viste del Chavo del 8 para regalar sonrisas

Con una franela color gris y un balero hecho de una lata, Raúl brinda sonrisas a niños y adultos

En el centro de Toluca, sobre las calles Ignacio López Rayón esquina con Pedro Cortés, trabaja Raúl Romero García como franelero. Él se caracteriza del Chavo del 8 para atender a cientos de personas que llegan al Mercado 16.

Lee: Vivir de las flores, el comercio informal en Toluca

Con una franela color gris y un balero hecho de una lata, Raúl brinda sonrisas a niños y adultos.

“Este personaje me lo puse, porque gracias a eso he salido a las calles, me hace alegrarle la vida a la gente, a los niños que los hago reír”, expresó.   

Raúl trabajando cerca del Mercado 16. Fotos: Uriel García

Raúl tiene 6 años trabajando como franelero, de esta forma obtiene ingresos para alimentar a su familia.

Para él, caracterizarse de un personaje emblemático –que mantiene vigencia desde los años 70– es un motivo de orgullo. Y expresa que el Chavo del 8 es uno de sus personajes favoritos.

“Pues la verdad he impresionado gente, que la verdad hasta ha regresado, con tal de verme y decir que soy el chavito. Si me queda ese personaje con mucho gusto lo voy a respetar y lo voy traer conmigo, a la gente le agrada y es algo bonito para mí”.

A pesar de los comentarios negativos que Raúl recibe, él continúa disfrazándose, pues considera que el mundo necesita más sonrisas.

“Antes no se veía todo lo que se ve ahora en la tele violencia, guerras, antes uno se entretenía con el chavito”, finalizó.


De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, la tasa de informalidad en el Estado de México era del 55.5 por ciento en el 2021, porcentaje por encima de la media nacional.

Además, hay 1 millón 242 mil 744 trabajadores informales por cuenta propia, como Raúl, quien buscan obtener algunos recursos en esta jornada.