Arte para el pueblo, la gráfica en San Francisco Tlalcilalcalpan

Arte para el pueblo, la gráfica en San Francisco Tlalcilalcalpan
La comunidad de San Francisco Tlalcilalcalpan trabaja con el colectivo Urtarte y La Chispa para plasmar en grabados su lucha y su cultura

La delegación de la comunidad otomí San Francisco Tlalcilalcalpan se convirtió desde hace dos meses en un museo popular donde diversos artistas del Valle de Toluca –convocados por el colectivo Urtarte y la biblioteca-taller La Chispa– exponen sus obras y las acercan a la población.

Alma Delia Serrano, segunda delegada en San Francisco Tlalcilalcalpan, señaló que esta comunidad lucha por su derecho a la autodeterminación y busca desde hace años ser reconocida como el primer municipio indígena otomí.

En ese sentido, consideró que el trabajo del colectivo Urtarte y la biblioteca–taller La Chispa contribuye a expresar este tipo de luchas y demandas sociales.

 “Es para acercar a la gente las obras de arte, las diferentes técnicas que implementa el colectivo La Chispa. Los museos están en las ciudades y el acercar a la gente las obras de arte es muy importante. Además de resaltar que son jóvenes quienes trabajan y cómo con sus técnicas, hablan de su forma de lucha cotidiana”.

Asimismo, otorga la posibilidad de conjuntar las demandas y cultura con el arte.

El hecho de que a manera de protesta ellos lo plasmen en un lienzo, en un cuadro, nos da un panorama más amplio de que no solamente nosotros estamos en una lucha, sino que vivimos en una constante. Nos sentimos cobijados con que todos claman justicia. Nosotros estamos clamando la justicia para nuestro pueblo. [Ellos] expresan que hay presos políticos, que hay personas que han sido quitadas de la vida por luchar por un ideal. Es una de las cosas que nos sentimos apoyados y nos solidarizamos con el colectivo”.

La exposición de arte se encuentra en Francisco Sarabia, No. 2, en San Francisco Tlalcilalcalpan, Estado de México, y se retirará en diciembre. Sin embargo, el espacio quedará abierto al arte, la cultura y la conciencia social.

Cultura, arte y lucha en San Francisco Tlalcilalcalpan

Además de la exposición, la comunidad de San Francisco Tlalcilalcalpan trabaja con el colectivo Urtarte y la biblioteca-taller La Chispa para plasmar en grabados su lucha y su cultura.

 “A ellos los conocí en el plantón que tuvimos del 14 de febrero al 16 de marzo del 2019, en la Plaza de los Mártires. Nos estuvieron apoyando en el aspecto artístico. Ahí nos dimos cuenta de que no hay quien nos ayude a visibilizar no solamente la lucha de los pueblos originarios y luchas de la región, sino la basta problemática que hay en el Estado de México. Y precisamente el taller se trata de darle visibilidad por una cuestión artística y que la gente lo vea en las calles”.

Así lo relata Hugo Mota de San Francisco Tlalcilalcalpan, quien, además de ser parte de la delegación de la comunidad, se ha sumado al trabajo artístico de creación de grabados con temática social. Hugo y el colectivo realizaron una de las obras más significativas para el movimiento, “Iniciativa de ley Juan Corrales”.

«En ese grabado lo que se quiso visibilizar, por una parte, fue nuestra cultura, nuestras tradiciones. Acá nos disfrazamos la mayoría en la fiesta de San Francisco de Asís. Y lo quisimos conjuntar con la lucha porque queremos el mismo fervor, el mismo sentimiento de la fiesta en la lucha. Por eso dijimos: ‘que salgan los manifestantes como si estuvieran en el carnaval’. Además, pusimos la imagen de la persona que reivindicamos en el movimiento, el compañero Juan Corrales«.