Skip to content Skip to footer

Casos de covid-19 se triplican en Toluca durante las ultimas dos semanas

El aumento significativo de casos en la capital mexiquense llegó cinco días después de que se empezara a vislumbrar en el Edomex

México atraviesa la quinta ola de contagios de covid-19 que, de acuerdo con especialistas de la UNAM,  comenzó a inicios de mayo. Sin embargo, en Toluca fue hasta el 20 de mayo cuando inició un repunte constante de transmisiones, que en solo 17 días ya acumula un total de 207 casos positivos y 127 activos.

De acuerdo con el tablero del gobierno federal, en la semana del 13 al 20 de mayo, en Toluca se registró un mínimo de 27 casos positivos, mientras que para la siguiente semana se duplicó a 52 y en el periodo del 31 de mayo al 3 de junio se triplicó a 94 positivos. Y aunque en la última semana –del 4 al 7 de junio– solo se registraron 34 casos positivos, será hasta los próximos días que se actualice la cifra.

Lee: Aumentan 45% los casos de covid-19 en Edomex

El aumento significativo de casos en Toluca llegó cinco días después de que se empezara a vislumbrar en el Edomex, en donde la quinta ola se agudizó el 15 de mayo. Hasta el 7 de junio, se reportaron 2 mil 908 contagios en la entidad, siendo Nezahualcóyotl el municipio con más casos positivos, seguido de Ecatepec y, en tercer lugar, Toluca.

Mientras tanto, a nivel nacional los incrementos de contagios comenzaron el 9 de mayo. La existencia de la quinta ola es identificada por el vocero de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus de la UNAM,  Mauricio Rodríguez –en una publicación de la Gaceta Universitaria de esta institución–, como un incremento sostenido de contagios durante dos o tres semanas, en donde el número de casos de una semana es mayor al de la previa; además, señaló que hay estados y ciudades que van en su quinta o sexta semana y otros apenas en la primera.

Sin incremento de hospitalizaciones ni defunciones

De acuerdo con el Sistema de Información de la Red IRAG, la ocupación hospitalaria mantiene muy bajos niveles de ocupación, tanto en camas generales como en camas con ventilador. En cuanto a las defunciones, en el Estado de México y a nivel nacional el alza de casos no ha representado un incremento. Por lo que hasta el momento no hay indicios de que esta ola pudiera traer nuevos problemas en el sistema de salud.

Recomiendan reforzar el uso del cubrebocas y no salir con síntomas

Ante el alza de casos presentada desde inicios de mayo, Mauricio Rodríguez señaló que es necesario retomar las medidas de prevención para “romper la cadena de transmisión en la comunidad”; en ese sentido, insistió en el uso del cubrebocas en espacios cerrados y abiertos.

Cabe recordar que dicha recomendación fue eliminada desde el mes de abril en algunos estados, principalmente en la CDMX; pero las autoridades sanitarias en el Edomex se mostraron reticentes a seguir esta medida y el uso del cubrebocas se mantuvo. Al respecto, durante esta quinta ola sí hay una diferencia significativa en los contagios: mientras que el Edomex está cerca de los tres mil, la capital del país acumula más de 16 mil.

Sin embargo, estas diferencias también pueden estar asociadas con la cantidad de pruebas que se aplican, las cuales también disminuyeron con la caída generalizada de contagios.

Otra recomendación de los especialistas es la de evitar salir con cualquier síntoma de enfermedad respiratoria, pues eso contribuirá a frenar los contagios.

¿Por qué hay una quinta ola de covid?

Aunque la mayoría coincide en que se trata de un proceso normal en la expresión de la enfermedad, existen diversos factores que deben ser tomados en cuenta. El vocero Mauricio Rodríguez señaló que uno de los factores se debe a la intensa epidemia que han tenido en Estados Unidos durante los últimos dos meses, la cual –eventualmente– termina pasándose a México. Otro es la llegada de las nuevas variantes o subvariantes, lo cual provoca contagios y reinfecciones, amplificando la epidemia. Y un tercer factor es el relajamiento de las medidas como el uso del cubrebocas.

Por su parte, Alejandro Macías, integrante de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus, consideró que no se trata de que la población haya hecho algo ‘mal’, sino que las variantes han impulsado las distintas olas de la pandemia.

“En todo el mundo, cuando una subvariante escapa a la inmunidad, sustituye a las anteriores; y aunque es verdad que si se tienen precauciones como el distanciamiento social o el uso de cubrebocas puede haber un menor impacto, el fenómeno ocurrirá de cualquier forma”.

Además, el especialista añadió que en México no habían entrado algunas subvariantes de ómicron y esto es lo que está impulsando la quinta ola, particularmente las subvariantes BA12-1 y la BA4BA5; estas se han presentado sobretodo en personas que no se encuentran vacunadas. Pero, por último, recordó que la vacunación no evita enfermarse.

“Hay que recordar que la vacunación no es para no enfermarse, sino básicamente para no tener enfermedad grave y no morir. Si bien el padecimiento le puede dar a cualquier persona, sobre todo a quienes tienen mucha movilidad y están en tumultos de personas sin cubrebocas, el riesgo de complicación se relaciona con las condiciones inherentes a ella y a las condiciones de vacunación o de no vacunación”.