Skip to content Skip to footer

Conoce a Mailo, un perro rescatado en Toluca que necesita tu ayuda

De no disminuir el tumor, Mailo necesitará una cirugía y esta tendría un costo de cinco mil pesos

Las calles de Toluca eran la casa de Mailo, un perrito de tres años de edad; sin embargo, en enero encontró a Ana Laura Cedillo, quien se convirtió en su nueva familia. Desde entonces todo avanzaba bien, hasta que al canino se le detectó un tumor venéreo; la solución era dormirlo, opción que desechó su familia.

“Algún seudo dueño ya no quiso hacerse cargo de él y ya no le quedó otra más que echarlo a la calle y lo rescaté. Venía un poco lastimado. Un veterinario lo iba a esterilizar; sin embargo, le detectó un tumor y la salida más fácil era dormirlo, pero nos resistimos”.

Lee: Investiga fiscalía del Edomex asesinato de perros en La Crespa, Toluca

Hace unos meses comenzó la lucha, no solo de Mailo con el cáncer, también de su familia para recaudar fondos y cubrir las medicinas y quimioterapias. Para esto decidieron salir a vender trufas, galletas y otros artículos a las calles de Toluca; a bordo de su camioneta recorren las colonias con la esperanza de que las personas se unan a esta noble causa.

“Dijimos: ‘¿cómo vamos a conseguir las medicinas?’ Pues haciendo trufas; y con ello pudimos comprarlas. Las trufas son caseras, las hago yo y se venden –por lo general– los sábados, para que la gente pueda adquirir este producto”.

Mailo con su dueña Ana Laura Cedillo. Fotos: Claudia García

Los costos de los medicamentos oscilan entre los mil 200 y mil 300 pesos cada una; Mailo necesita de seis a ocho.

“Dependiendo cómo avanza el tratamiento y la colocación de cada quimioterapia nos dieron un precio económico de 500 pesos semanales”.

De no disminuir el tumor, Mailo necesitará una cirugía y esta tendría un costo de cinco mil pesos. No obstante, cada peso vale la pena para la familia de Mailo, ya que se ha convertido en un miembro más.

“Desgraciadamente la economía está muy difícil, ya no es fácil que la gente aporte y crea que es para un fin. Entonces dijimos: ‘por qué no poner algo en venta para que la gente vea que no solo es ayúdame, sino aportar algo de lo que tenemos para salvar a Mailo’”.

Si alguien quiera ayudar esta noble causa, puede asistir al parque de la colonia Científicos; ahí, en una camioneta, verá las pancartas con la leyenda “Ayudemos a Mailo”.