Skip to content Skip to footer

Delincuencia y narcomenudeo en el centro de Capultitlán, denuncian vecinos

José Luís, profesor del Colegio de Bachilleres del Estado de México en Capultitlán, menciona que los asaltos se dan entre la 1 y 8 de la noche, principalmente afuera del plantel

La delegación de Capultitlán, en Toluca, se ha convertido en un lugar que alberga delincuencia, consumo de drogas y alcoholismo a plena luz del día, expresan los vecinos. A esto se suma la poca respuesta de las autoridades de seguridad y del delegado René Crescencio Jiménez.

Te recomendamos: Habitantes de Capultitlán denuncian inseguridad y abandono de autoridades

El consumo de sustancias ilegales se realiza principalmente en la plaza que se encuentra junto a la presidencia. Los habitantes explican que esta situación la padecen desde hace 4 años y no hay solución por parte de las autoridades. En el lugar se encuentran juegos para niños, quienes son víctimas de esta situación.

La oficial Guadalupe de la policía estatal en atención a un reporte menciona que son los mismos ciudadanos que hacen llegar las denuncias. “Hay gente que se está drogando, consumiendo tanto cristal, droga, mona, solventes. Entonces, nosotros venimos al apoyo de los reportes que realiza. Ahorita vamos a ver si el juez conciliatorio lo acepta, porque muchas veces no y lo dejan salir”.

Comerciantes señalan que el lugar se ha convertido en un espacio inseguro, ya que se han cometido actos sexuales y las personas que consumen drogas hacen del baño en la vía pública.

“Un testimonio bien feo, que ya tenían a una mujer dentro del quiosco, teniendo sexo, hasta haciendo fila. Imagínate la gente viendo, se les avisó y nunca hicieron nada”, dijo Justino Coyote, comerciante.

Argumentan que el delegado nunca se encuentra en funciones, pues muchas veces han acudido a la delegación por algún trámite de la plaza o personal, y siempre son atendidos por su secretaria.

Este medio intentó localizar al delegado en dos ocasiones para conocer su postura, pero no se obtuvo respuesta.

La delincuencia de extiende hasta el Colegio de Bachilleres en Capultitlán

El asalto a los estudiantes se ha convertido en un problema en los últimos meses, personas a bordo de motos y carros roban las pertenencias incluso golpean a los estudiantes.

José Luís, profesor del Colegio de Bachilleres del Estado de México en Capultitlán, menciona que los asaltos se dan entre la 1 y 8 de la noche, principalmente afuera del plantel y en la calle Libertad, lugar poco transitado. Aunque los vecinos denuncian, la respuesta de las autoridades no es favorable.

“Se le pide apoyo a la policía municipal que no tienen unidades, o vienen caminando o vienen en carros particulares, el problema es la seguridad municipal y aparte de repente llegan, maestro es que me acaban de asaltar, iban en una moto y me atracaron”.

José Luís expresa que dentro del plantel han encontrado balas de bajo calibre. También, hay venta de droga, situación que pone en riesgo a los más de mil 200 alumnos que cuenta la institución.  

“Realmente para hacer una operación mochila hay que tener autorización de derechos humanos, de los papás, de la organización de padres de familia, con eso los chavos se pasan el tip y no meten nada.

“Han llegado chavos súper drogados y súper perdidos en alcohol y la patrulla los ve y no los viene a dejar sentados afuera del plantel”.

Comerciantes desplazados del lugar

También han desplazado a los comerciantes de la delegación por “brindarle una mala imagen a la delegación”. Los vendedores denunciaron que les cobran el derecho de piso.

“A nosotros nos han querido quitar, pero a los [alcohólicos] no”, denuncia Rosa María, quien vende quesadillas enfrente de la delegación.