Skip to content Skip to footer

Denuncia Pemex a Greenpeace por dañar lámpara

Luego de que el pasado 1 de marzo seis activistas de Greenpeace colgaran, desde el edificio de Pemex Refinación en Veracruz, un gigantesco cartel en favor de las energías renovables, Petróleos Mexicanos inició medidas legales en las que acusa a los activistas de los delitos de allanamiento de morada y a una de ellas, de daño a una luminaria que asegura está valorada en 78 mil 385 pesos.

Así lo denunció este jueves la organización ambientalista internacional, añadiendo asimismo que al terminar la acción sus activistas fueron detenidos de forma ilegal y privados de su libertad por más de 28 horas. Fueron liberados bajo fianza de 100 mil pesos, empero los cargos imputados por la paraestatal continúan hoy sobre ellos.

Las sanción para el delito de allanamiento, que la organización niega pues alega se trata de un edificio público, es de un mes a dos años de prisión y una multa de diez a cien mil pesos. Por la destrucción de la luminaria el Código Penal Federal, en daños a objetos que exceden los 33 mil 650 pesos prevé sanciones de cuatro a diez años de prisión, además de una multa de entre 12 mil y 33 mil pesos.

Greenpeace añade que no existe evidencia alguna de que el daño a la luminaria lo hubiera causado la activista. Detalló que estos ingresaron al inmueble por la puerta principal bajo previo registro y dentro de ella procedieron a realizar una protesta pacífica, lo cual no es ilegal.

La ONG hace un llamado a Emilio Lozoya, titular de Petróleos Mexicanos, a retirar los cargos en contra de sus activistas.

“La denuncia de daños se presentó varias horas después de que los activistas habían sido detenidos sin justificación-. Cabe señalar que la denuncia de daño se persigue por querella, es decir, por denuncia presentada. Pemex tendría que reconocer lo absurdo de la acusación y retirar los cargos en contra de la activista. De lo contrario lo único que logrará la paraestatal será evidenciar su intolerancia ante la protesta social y que en lugar de perseguir a los verdaderos delincuentes que cometen fraudes, ordeñan los recursos y causan desastres ambientales como los cientos de derrames de los que Pemex es responsable, se dedica a tratar de culpar y castigar a quien protesta pacíficamente por la política petrolera” puntualiza un documento de preguntas y respuestas legales visible en la página web de Greenpeace.

(Con información de Animal Político)