Skip to content Skip to footer

Denuncian organizaciones de derechos humanos represión a caravana migrante en Tapachula

Los elementos de las fuerzas de seguridad formaron equipos antimotines para cerrar el paso y encapsular a la caravana

Una caravana de mil migrantes partió de Tapachula a la frontera norte del país y fue reprimida por la Guardia Nacional, así lo denunciaron organizaciones de derechos humanos. La mayoría son ciudadanos haitianos que protestan contra las autoridades migratorias, quienes no han resuelto su situación legal.

Lee: Denuncian colectivos racismo y clasismo en el caso de Roxana

De acuerdo con un comunicado del Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el SE Mexicano, la caravana fue reprimida con violencia en la carretera Huixtla-Tapachula, por lo que exigieron respeto a los derechos humanos de los migrantes, cese a la violencia, la garantía del derecho a la libre circulación y la resolución de sus demandas.

El grupo de migrantes conformado por hombres, mujeres, familias, infantes, adolescentes y mujeres embarazadas, provenientes de Haití principalmente, pero también de Venezuela, Centroamérica, y Guinea Ecuatoria decidieron iniciar su camino a pie, partiendo de Tapachula y buscar condiciones de vida dignas para su estancia, fuera de Chiapas.

Cabe destacar que los migrantes se manifestaron con anterioridad en en el Parque Central, las oficinas de registro de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), las oficinas de regularización migratoria del Instituto Nacional de Migración (INM), en donde denunciaron violación a los procesos administrativos y deportación de personas que cuenta con documentos en orden.

Por ello, decidieron partir en caravana a la frontera norte del país que fue dispersada por la Guardia Nacional (GN).

“A partir de las 16:00 horas se observó un creciente despliegue de fuerzas de seguridad,
integrado por volantas y autobuses del INM, patrullas de la GN y camionetas del EM, a la altura de Chamulapa, municipio de Huehuetán. Posteriormente,
los elementos de las fuerzas de seguridad formaron equipos antimotines para cerrar el paso y encapsular a la caravana, comenzando a detener a las personas haciendo uso excesivo e ilegítimo de la fuerza, precisa el comunicado.

Asimismo, las organizaciones de derechos humanos denunciaron:

Las personas fueron dispersadas, corrieron internándose en los montes o a través del río; otras siguieron avanzando sobre la carretera. Durante varias horas, bajo la lluvia y empezando la noche, el operativo continuó agrediendo y deteniendo a los integrantes de la caravana. Se documentaron personas con lesiones y heridas derivadas de las agresiones del INM, la GN y el Ejército, y la atención médica fue escasa y tardía”.

De acuerdo con una nota de La Jornada, la estrategia del gobierno federal de impedir el transito a los migrantes a la frontera norte, ha provocado que 120 mil migrantes estén varados en Tapachula.