Skip to content Skip to footer

Detalla joven “trampas” de ex líder del PRI-DF

Una joven de 24 años presentó este primero de mayo una demanda penal en contra de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, ex dirigente del Partido Revolucionario Institucional en el Distrito Federal (PRI-DF), debido a que recibió la propuesta de “salir” con él e incluso mantener relaciones sexuales a cambio de recibir de 30 a 40 mil pesos mensuales, de acuerdo con la denuncia.

La joven fue ante las autoridades correspondientes en compañía de la presidenta de la Comisión Unidos contra la Trata, Rosi Orozco, para que se realicen las indagatorias pertinentes.

La denuncia detalla cómo, por medio de trampas (y siempre con el escudo del PRI-DF), Gutierrez presuntamente llevaba a mujeres “a dar servicios sexuales”. A la par, en las redes sociales se realiza una campaña bajo el hashtag #ProteccionParaSofia, por medio de la cual se exige al gobierno de Miguel Ángel Mancera que se le brinde seguridad.

La semana pasada, Teresa Ulloa Ziaúrriz, directora de Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATWLAC, por sus siglas en inglés), denunció intimidaciones por parte de lideresas del PRI ligadas a Gutiérrez de la Torre.

La denuncia FDTP/TP-1/T2/00050/14-05 fue dada a conocer esta mañana por el periodista Ciro Gómez Leyva en su noticiero en Radio Fórmula.

En el documento se detalla que entre mayo y junio de 2009 la joven, en ese entonces de 19 años, leyó un anuncio en un diario donde se solicitaba edecanes para una campaña del PRI-DF.

La joven precisó en su declaración que estudiaba nutrición y necesitaba el dinero, por lo que fue contratada por un salario de entre cuatro y seis mil pesos mensuales.

Detalló que una mujer de nombre Sandra Méndez Hernández, quien se presentó como la asistente de Cuauhtémoc Gutiérrez, le explicó junto a otras jóvenes que el horario de trabajo era  de 10 a 16 horas de lunes a viernes, con un pago de entre 4 y 6 mil pesos quincenales por servirle a Gutiérrez de la Torre y que el uniforme consistía en usar siempre falda o vestido cortos.

Sofía, como es identificada en las redes sociales, relató que ella y otra chica fueron elegidas para quedarse con el trabajo, por lo que se presentó a trabajar al día siguiente.

Como parte del empleo se les informó que los miércoles o jueves, cuatro chicas tenían que ir a comer con el líder priista.

Precisó que en un principio parte de sus funciones eran servirle refresco, café, acomodar papeles y preguntarle si necesitaba algo más.

Sin embargo, dijo que fue hasta una noche cuando le informan que debía presentarse a un lugar localizado en Villa Coapa con el dirigente priista, en donde iniciaron los hostigamientos.

Explicó que fue a comer con Gutiérrez junto a otros cuatro hombres.

“Comimos y bailamos con ellos, pero nunca me hicieron un ofrecimiento ni me hicieron tocamientos indebidos, sólo se acercaban mucho y me abrazaban de la cintura cuando estábamos sentados, como si me quisieran besar”, relató en la denuncia.

Indicó que bajo el argumento de llevarlas a un sitio de Taxi, Gutiérrez y los otros cuatro hombres, las llevaron a la casa del ex líder del PRI-DF donde les ofrecieron algo de tomar y en donde Gutiérrez de la Torre desapareció junto con una edecán.

Dijo que ante su negativa de pedir algo de tomar y ante la amenaza de llamar a una patrulla si no la dejaban ir, finalmente un representante de Gutiérrez de la Torre llamó a un taxi y ella se fue junto a otra chica.

A la mañana siguiente se presentó a trabajar, y en un acto de campaña en Iztapalapa recibió su pago de cinco mil pesos en efectivo.

Sin embargo, dijo que se le acercó una mujer de nombre Priscila González quien le preguntó si quería “hacer el servicio de salir” con Gutiérrez de la Torre el cual consistía en recibir de 30 a 40 mil pesos mensuales por estar cerca y tener sexo con él.

Ante ello la joven de 24 años jamás volvió a presentarse para trabajar, ni a contestar las llamadas de las asistentes del dirigente priista.

El pasado 2 de abril se dio a conocer que Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, dirigente del Partido Revolucionario Institucional en el Distrito Federal, operaba una red de prostitución desde sus oficinas.

El anunció causó indignación en la sociedad, en los partidos de la oposición y en el propio tricolor, que fue el primero en deslindarse de dichas acusaciones.

De inmediato, el Partido de la Revolución Democrática presentó una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) contra Gutiérrez de la Torre, por lo que la dependencia inició una investigación del caso.

Sin embargo, el ex dirigente priista interpuso una denuncia ante la misma fiscalía, porque dijo que se trataba de “un caso de extorsión”.

Dos días después del escándalo protagonizado por el ex dirigente del tricolor en el DF, César Camacho Quiroz dijo a reporteros de los medios que “el PRI deja clara la distinción entre la eventual responsabilidad de alguien y el partido que dirige”.

“El PRI no exonera, ni inculpa a nadie porque no es su papel. La autoridad competente es la que lo debe hacer”, aclaró el líder nacional del Revolucionario Institucional, quien agregó que “las conductas penales son conductas personales”.

Camacho agregó que el caso de vinculación de Gutiérrez de la Torre con una supuesta red de prostitución “no tiene por qué afectar a una organización política”.

Sin embargo, Cuauhtémoc de Gutiérrez de la Torre fue separado de su cargo para aclarar  las acusaciones en su contra.

(Con información de SINEMBARGO.MX)