Detendrán de nuevo a militares implicados en caso Tlatlaya

Toluca, México; 17 de octubre de 2019. Los siete elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) implicados en la muerte de 22 civiles en una bodega en Tlatlaya, en el Estado de México, en 2014 y que fueron absueltos en 2016, serán detenidos nuevamente por el delito de ejercicio indebido del servicio público. […]

Toluca, México; 17 de octubre de 2019. Los siete elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) implicados en la muerte de 22 civiles en una bodega en Tlatlaya, en el Estado de México, en 2014 y que fueron absueltos en 2016, serán detenidos nuevamente por el delito de ejercicio indebido del servicio público.

Así lo determinó la magistrada Olga María Josefina Ojeda Arellano, del Sexto Tribunal Unitario del Segundo Circuito, con sede en Toluca, luego de que hace dos años salieron libres porque de acuerdo a la entonces Procuraduría General de la República no había suficientes argumentos en su contra.

Tres de los militares implicados en el caso: Fernando Quintero, Roberto Acevedo y Leobardo Hernández también están acusados por el delito de homicidio; en caso de que  fueran detenidos y procesados no podrían obtener su libertad.

Los demás acusados: Ezequiel Rodríguez Martínez, Samuel Torres López, Julio César Guerrero Cruz y Alán Fuentes Guadarrama, podrían tener un juicio en libertad provisional.

En junio de 2014,  elementos del Ejército Mexicano asesinaron, presuntamente, a 22 supuestos delincuentes: 21 varones y una mujer menor de edad. El hecho sucedió en una bodega ubicada en la comunidad de San Pedro Limón, en el municipio de Tlatlaya.

Aunque las autoridades aseguraron entonces que se había tratado de un enfrentamiento contra integrantes de la Familia Michoacana, en la investigación hubo indicios de la implicación de algunos de los oficiales en las muertes y en la alteración de la escena del crimen.