Skip to content Skip to footer

El ABC de la crisis del ISSEMyM

El saqueo priista provocó que las y los derechohabientes del instituto carezcan de medicamentos, y de una atención médica digna y de calidad

Que trabajadores y pensionados del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipio (ISSEMyM) exijan la renuncia de la directora de esta institución es una de las consecuencias que ha traído la crisis dentro de esta dependencia que, en los últimos años, ha desprovisto de medicamentos y consultas a sus derechohabientes cuyas aportaciones, en teoría, bastarían para asegurarles una atención médica de calidad.

El PRI en el origen de la crisis del ISSEMyM

Detrás de la crisis financieros del ISSEMyM se encuentran desfalcos orquestados por políticos priistas. Estas operaciones comenzaron en 1999, cuando Arturo Montiel gobernaba la entidad, pero se agravaron durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Un reportaje de la periodista Teresa Montaño, publicado en The Observer, sostiene que las cuentas públicas de 2008 a 2012 muestran “un patrón sistemático” que consiste en “la desaparición de partidas completas en ejercicios anuales, o arriesgados movimientos financieros, que terminaron por pulverizar su patrimonio [del ISSEMyM], controlado desde entonces, por directores cercanos al Grupo Atlacomulco” [sic].

Aunque el Órgano Superior de Fiscalización mexiquense (OSFEM) y la Legislatura local encriptaron las cuentas públicas del ISSEMyM del sexenio de Montiel hasta el de Peña, auditorias privadas evidenciaron que

  • había “desaparecido” dinero,
  • las partidas destinadas al instituto se utilizaron para otros propósitos,
  • se condonaron deudas multimillonarias a entes públicos de manera injustificada,
  • se contrataron créditos con nuevos bancos en inversiones que no se han aclarado.

Montaño también destaca que las reformas a la Ley del ISSEMyM hechas en 2002 y en 2012 tuvieron como propósito incrementar “los porcentajes de aportación a las cuotas de los trabajadores, así como los años de servicio para jubilarse”. 

Para 2009 la situación seguía empeorando y a los problemas mencionados se añadió la mala administración de los recursos. En ese año no se cobraron “incumplimientos a proveedores”, se adquirieron medicinas caducadas y las deudas con proveedores aumentaron.

Para entender mejor: ISSEMyM, el saqueo

Ahora los efectos de estos “saqueos sistemáticos” se traducen en falta de medicamentos, dificultades para agendar citas y una atención médica deficiente que afecta a las y los derechohabientes.

Las caras de la crisis del ISSEMyM

La crisis que atraviesa el ISSEMyM se evidenció particularmente en 2018, cuando la LX Legislatura del Edomex pretendía una reforma que perjudicaría los derechos de las y los derechohabientes. Este 2022, las personas afectadas vuelven a denunciar las omisiones del instituto y se han organizado para protestar contra las carencias médicas que padecen.

Sin medicamentos ni farmacias subrogadas

Testimonios de derechohabientes del ISSEMyM recopilados por AD Noticias han coincidido en que la falta de medicinas es la afectación que más padecen. De hecho, a una manifestación que ocurrió a finales de enero de este año asistieron afiliados a la institución que convalecían de alguna enfermedad, que atraviesan males crónicos y adultos mayores.

De acuerdo con la respuesta a la solicitud de información 00042/ISSEMYM/IP/2022, hasta febrero de este año faltaban al menos 108 fármacos —desde paracetamol a medicinas para tratar patologías específicas—. Esta carencia llevó al ISSEMyM a controlar los medicamentos que dan a pacientes con enfermedades crónico-degenerativas y de otros tipos.

Tampoco están disponibles las tres farmacias subrogadas donde las y los derechohabientes pueden surtir sus recetas. Frente a esta problemática, el ISSEMyM solo ha dicho que se encuentran evaluando la situación “para continuar con los servicios”.

Lee: Farmacias cerradas y escasez de medicinas

Las y los derechohabientes también han denunciado que debido a la demora con la que reciben las fechas de sus consultas médicas, sus enfermedades se han complicado.

Funcionarios que ganan más que AMLO

Mientras la crisis en el ISSEMyM se agrava, hay funcionarios del instituto que en 2020 ganaban más que el presidente Andrés Manuel López Obrador, de acuerdo con el OSFEM.

Aunque legalmente ningún servidor público puede ganar más que el mandatario federal —$116 mil 326 netos al mes—, Eduardo Martínez Guerra, coordinador de Administración y Finanzas del ISSEMyM en 2020, percibía un sueldo mensual bruto de $236 mil 940.40, según el diputado local Daniel Sibaja.

El ISSEMyM negó que hubiera un funcionario con un salario mayor al de López Obrador, pero afirmó que daría continuidad a la investigación del OSFEM a través de la revisión de las nóminas de los últimos años.

Una renuncia, ¿la solución?

Durante las manifestaciones, las y los derechohabientes del instituto han exigido la renuncia de Bertha Alicia Casado Medina, titular del ISSEMyM, “por evidente incapacidad para conducir la vida de la institución”.

Casado Medina sucedió en el cargo a Alberto Luis Peredo Jiménez y es de las mujeres más cercanas al gobernador mexiquense, Alfredo Del Mazo Maza, con quien trabajó cuando este gobernó Huixquilucan y luego en Banobras.

En marzo de este año, la Legislatura del Edomex solicitó a Bertha Casado que explicara por qué continuaba el desabasto de medicamentos, si en 2021 se pagó a los principales proveedores de fármacos del instituto.

Además de la renuncia de Casado Medina, piden a las y los diputados que sancionen a quienes “hayan hecho uso indebido de los fondos de los trabajadores y contra quienes los hayan encubierto”.