El barro mexiquense viaja a Australia

La magia de manos mexiquenses viaja en barco de Metepec a Australia con piezas artesanales hechas en el taller  Escárcega, mejor conocido como el de Los Pichones, ellos son un matrimonio que encontró la forma de innovar y ahora exportan su obra. Alejandro “Pichón” López Escárcega, recordó que el taller surgió cuando el presidente Ezequiel […]

La magia de manos mexiquenses viaja en barco de Metepec a Australia con piezas artesanales hechas en el taller  Escárcega, mejor conocido como el de Los Pichones, ellos son un matrimonio que encontró la forma de innovar y ahora exportan su obra.

Alejandro “Pichón” López Escárcega, recordó que el taller surgió cuando el presidente Ezequiel Capistrán, fue uno de los primeros interesados en poner una tienda para apoyar a los artesanos hace alrededor de 80 años.

Sin embargo, más tarde por sus múltiples ocupaciones cedió el local a sus abuelos y aunque solo se dedicaban a la comercialización, más tarde aplicarían los conocimientos adquiridos de artesanos para hacer sus propias creaciones.

Es conocido junto a su esposa Diana Mónica García Chávez en el municipio por llevar a cabo piezas  de barro vidriado craquelado, una técnica milenaria de los árabes y los chinos quienes la utilizaban en cerámica y porcelana, pero ellos la adaptaron al barro que es más resistente al calor y térmico. Así que adecuaron utensilios tradicionales como cazuelas a dichas innovaciones libres de plomo y en colores como morado, verde y rojo. 

Actualmente sus piezas son exportadas a Australia y las exhiben en dos galerías de allá contó Diana Mónica García Chávez  a quien siempre le llamó la atención la artesanía pero estudió para abogada.

Aún con su carrera se inclinó más por realizar piezas en barro, asegura que es una labor que ama porque es una forma de continuar con las tradiciones de México y parte de lo que le da identidad a los habitantes de este lugar e incluso su tesis fue relacionada con las artesanías de la entidad.

Confesó que es un medio muy difícil para las mujeres, aún se vive un ambiente misógino en el mundo de la alfarería que todavía es dominado por los varones por lo que no siempre es sencillo para ellos saber de los logros del género femenino.

Ser artesana es algo que le entusiasma mucho, siempre le habían gustado las manualidades así que encariñarse fue muy fácil y más cuando fueron a vender sus primeras piezas a una tienda en San Miguel de Allende, donde se las compraron. Aún no tenían la calidad que ahora pero les pagaron y con eso tuvo para comer la familia completa, era el fruto del esfuerzo en conjunto, rememoró.

Alejandro “Pichón” López Escárcega, expresó que este taller no sería lo mismo si faltara uno de los dos pues ambos se complementan, “A los dos nos apasiona estar juntos trabajando y haciendo innovaciones …somos como una maquinita si uno se atora el otro también”.

El taller Escárcega está localizado en Ignacio Manuel Altamirano, número 301 en el barrio de San Mateo Metepec, México o bien pueden encontrarlos en el local número 72 del mercado artesanal de Metepec. Su teléfono es 7223370621 o pueden enviarles un mail a arbolvida1@hotmail.com.