En lo oscurito las compras del gobierno, acusan diputados

 

Toluca, Méx.- Las compras del gobierno del Estado de México, que van desde lo absurdo hasta lo impensable, de tortas a pasteles y otras cosas más, mientras 2.8 millones de mexiquenses no tienen para comer,  fueron criticadas por la diputada Juana Bonilla Jaime, vocera del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

“Es claro lo que pasa, en el fondo está el negocio, el famoso “moche” y, por otro lado, el manejo electorero del reparto de recursos, lo cual se da, paradójicamente, en una entidad donde hay muchos pobres”, señaló.

Cuestionada sobre los gastos que se han realizado a través de Rosa María Segura Zárate, en su carácter de jefa de la Unidad de Apoyo Administrativo del Consejo Estatal de la Mujer, primero por 5 millones 520 mil pesos para comprar 120 mil tortas y luego destinar medio millón de pesos a una empresa para un pastel de fondant, la legisladora expuso que hacen “eventos en grande cuando hay otro tipo de necesidades, sobre todo en materia de desarrollo social”.

Pero más allá de esas apreciaciones, en el fondo consideró que el combate a la pobreza no se está dando, máxime si no se tiene cuidado con el manejo presupuestal.

“La primera obligación de cualquier autoridad es definir los procesos de licitación, y no determinar por adjudicación directa ya que, de acuerdo con la normatividad, cuando se pasa de ciertos montos se debe someter a un proceso de licitación, y lo que vemos son abusos y se puede malinterpretar el proceso, ligarse a acuerdos supra institucionales”, manifestó.

Indicó que el órgano Superior de Fiscalización debe investigar, que no se requiere querella para ello, ya que están obligados a investigar qué está pasando. “Nosotros creemos que el Ejecutivo está con contubernio con la Presidencia de la República metiendo todos estos recursos para mítines políticos de cara a las elecciones del 2017”.

Mencionó que en este, como en otros casos que se han exhibido, el Grupo Legislativo del PRD va a levantar la voz, porque los excesos son muchos, sobre todo en esta etapa electoral, mientras millones de mexiquenses no tienen ni para comer.

Al respecto, el ex legislador por el Partido Acción Nacional (PAN), Juan Carlos Núñez Armas, indicó que lo urgente es contar con el sistema anticorrupción y que en el caso de las adjudicaciones que se han expuesto, queda claro que no están verificadas por el ente regulador.

“Vemos que se hacen recortes al presupuesto, pero que se elevan los sueldos de los altos funcionarios; es contrastante lo que pasa, ese tipo de excesos, con la realidad que se padece. No se atiende lo más obvio”, puntualizó.

Desde su punto de vista, lo que procedería es que la funcionaria contratante rinda cuentas, sin esperar a que se haga alguna revisión y, en segundo lugar, que la autoridad haga la verificación, pero no con base en una auditoría interna, sino una externa, y fincar responsabilidades a quien sea responsable.

“El problema es que a los altos funcionarios nunca se les toca; siempre se sanciona a quien tiene un cargo menor, aunque ello no quiere decir que estén exentos de responsabilidad, porque a final de cuentas son los que firman los contratos”, señaló.

Así, la campaña de austeridad del gobierno estatal sigue en entredicho, con compras absurdas en un estado donde lo que más falta es trabajo, seguridad y comida para millones de mexiquenses.