Encienden el Fuego Nuevo en Edoméx

Como ya es tradición grupos indígenas del Estado de México celebraron por medio de danzas el encendido del fuego nuevo, rito en el que piden a los cuatro puntos cardinales la buenaventura en las cosechas en el siguiente ciclo agrícola. Esto como parte del Festival del Quinto Sol, que año con año se realiza en […]

Como ya es tradición grupos indígenas del Estado de México celebraron por medio de danzas el encendido del fuego nuevo, rito en el que piden a los cuatro puntos cardinales la buenaventura en las cosechas en el siguiente ciclo agrícola.

Esto como parte del Festival del Quinto Sol, que año con año se realiza en el Estado de México, y que reúne las ceremonias tradicionales de las etnias mazahua, tlahuica, náhuatl, matlatzinca  y otomí.

Considerado único en su género porque resalta la importancia del Encendido del Fuego Nuevo, que representa el inicio de un nuevo ciclo de vida, celebrado con un ritual que incluye danzas, este ritual renueva la tradición del nacimiento del Quinto Sol, del Sol del Movimiento y del Sol en el que vivimos ahora.

Al clausurar este festival, autoridades estatales y municipales fueron purificados con copal para que a ellas los dioses los llenen de energía para sus actividades humanas.  

Felipe González Solano, Director de Cultura del Estado de México aseguró que el Festival del Quinto Sol rinde “homenaje a nuestro antepasados, que sabiamente llevaban a cabo sus labores bajo la tutela de los astros y representar la cosmovisión del mundo prehispánico y difundir la riqueza cultural que nos brinda los pueblos originarios de la entidad”.

La población indígena en nuestro país es muy amplia, a nivel nacional existen 17 millones y en el Estado de México existen más de 300 mil indígenas, por ello, gobernadores indígenas de las cinco etnias de la entidad pidieron a las autoridades apoyo para dar mayor impulso a sus tradiciones, “Nosotros como otomíes y mazahuas hacemos ceremonias cada mes, queremos invitar a las demás etnias que se unan, aquí en el estado tenemos muy poco a través del CEDEPIEM,  por eso hacemos una invitación a los gobiernos a que se involucren más para que nuestras raíces no se pierdan”, comentó un gobernador Otomí.

Este llamado se hace porque este año se registró una disminución de asistencia a este festival de tradición mexiquense, que en esta ocasión ofreció durante siete días más de 500 actividades en 81 municipios donde se presenta población indígena.

Entre las actividades que se presentaron fueron exposiciones, muestras gastronómicas y artesanales; así como diversas ceremonias de las cinco etnias del estado donde presentaron poesía y literatura indígena.