Skip to content Skip to footer

Catástrofe ambiental en Toluca: sequía, contaminación y temperatura en máximos históricos

Las altas temperaturas y la falta de lluvia también han provocado la desecación de algunos cuerpos de agua

El pasado 27 de abril la estación meteorológica ubicada en el Aeropuerto de Toluca Lic. Adolfo López Mateos registró una temperatura máxima de 32 grados centígrados, cifra histórica para la capital mexiquense, esto de acuerdo a datos publicados en el sitio Meteored.

La Meteored, que contiene información de las temperaturas máximas históricas desde 1987, registró por primera vez una cifra superior a los 31 grados centígrados vistas solo en dos ocasiones en 1991 y 1998 y el pasado 25 de abril en el municipio de Toluca.

Gráfica

En las últimas semanas se ha registrado una sequía que afecta al 83 por ciento del territorio nacional, esto de acuerdo al informe publicado el pasado 6 de abril por la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El último informe señala que los tres principales embalses del Sistema Cutzamala (El Bosque, Valle de Bravo y Villa Victoria), que abastece a una parte de la Zona Metropolitana del Valle de México presentan, al corte del 26 de abril, un almacenamiento del 42.8%, cifra menor a la esperada para esta fecha.

Laguna de Ojuelos

En Toluca la escasez de lluvia ha provocado la desecación de algunos cuerpos de agua como la Laguna de Palmillas, ubicada en San Pablo Autopan, y la Laguna de Ojuelos en los límites con Zinacantepec.

En abril se han presentado al menos dos días con muy mala calidad del aíre de acuerdo al World Air Quality Project con niveles de partículas PM 2.5 por arriba de 150 en el Índice de la Calidad del Aire (ICA) niveles similares a los del 2019 cuando se declaró una contingencia ambiental.

Una de las causas de la mala calidad del aire son los incendios forestales que han arrasado con hectáreas de área natural como en el caso del Parque Sierra Morelos, uno de los principales pulmones del municipio.

La doctora en Ciencias Agropecuarias y Recursos Naturales de la UAEMex, Andrea González, quien actualmente se encuentra investigando el impacto de los incendios en la fauna del Parque Sierra Morelos explicó en entrevista con AD Noticias:

“Las olas de calor son más frecuentes, prolongadas e intensas debido al cambio climático. Además, los altos niveles de contaminación que presenta la ciudad de Toluca en estos días incrementan el efecto de la “isla de calor” ya que hay una mayor cantidad de gases que absorben calor del sol. Estas olas de calor incrementan la probabilidad de que ocurran incendios y pueden tener riesgos para la salud, que se agravan con la mala calidad del aire, sobre todo en personas mayores o con problemas cardiovasculares.”