Skip to content Skip to footer

“Eruviel, chivo expiatorio de Peña”: AMLO

El gobernador Eruviel Ávila Villegas -al igual que el de Michoacán, Fausto Vallejo-, quedará como “florero”, “un adorno” para Enrique Peña Nieto y para su subsecretario de Gobernación, Luis Miranda, quienes colocaron a sus operadores políticos en la Procuraduría y en la secretaría general de gobierno, para controlar la administración estatal.

Esta aseveración la hizo Andrés Manuel López Obrador, durante su gira por los municipios de Atizapán de Zaragoza y Tultitlán, donde aseguró que fue el subsercretario de Gobernación, Luis Miranda, quien emprendió una campaña contra Eruviel Ávila, para lograr sus destitución.

Durante la asamblea informativa en Atizapán de Zaragoza, el presidente del Consejo Nacional del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) señaló que “los aristócratas corruptos del grupo de Atlacomulco desde el principio vieron con malos ojos a Ávila Villegas, porque lo consideran plebeyo, porque es de Ecatepec Atracomucho”.

Manifestó que los corruptos tienen pleito, porque se quieren quedar con el botín del Estado de México, esperan que gobierne la entidad Luis Miranda o Alfredo Del Mazo o cualquier otro.

Indicó que Enrique Peña impuso al secretario de Seguridad Pública del estado, ahora fueron los ceses del secretario de Gobierno y del Procurador, porque no pueden quitar a Eruviel Ávila, porque sería mucho el descaro, pero a lo mejor más adelante toman la decisión de que ya no sea gobernador del Estado de México.

Insistió que Ávila Villegas quedará como “un florero”, como sucedió con el gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo Figueroa, a quien le enviaron a un comisionado especial de seguridad y “lo tienen también ahí de adorno”.

“Ya nada más le falta que le pongan patines para que ande de un lado a otro”, como sucedía en la película “Calzonzin Inspector”, donde a un general le ponían patines para trasladarse y así va a estar los gobernadores de Michoacán y del Estado de México, nada más de adornos.

Rememoró que desde hace tiempo el subsecretario de Gobernación, Luis Miranda, quien es brazo derecho de Enrique Peña Nieto, orquestó y dirigió una campaña en contra del gobernador del estado de México, Eruviel Ávila Villegas.