#GolpesDeEstado2.0

Venezuela vivió este miércoles uno de los momentos más dramáticos de su historia reciente: la autoproclamación del diputado Juan Guaidó como presidente de Venezuela, quien negó el mandato de Nicolás Maduro. El evento fue trending topic en Twitter y el debate se generó en los dispositivos de los usuarios; las redes sociales se convirtieron en las voceras oficiales […]

Venezuela vivió este miércoles uno de los momentos más dramáticos de su historia reciente: la autoproclamación del diputado Juan Guaidó como presidente de Venezuela, quien negó el mandato de Nicolás Maduro. El evento fue trending topic en Twitter y el debate se generó en los dispositivos de los usuarios; las redes sociales se convirtieron en las voceras oficiales e, incluso, en el caso de Instagram, jueces y censoras. 

Los medios de comunicación tradicionales fueron rebasados con la inmediatez de las redes sociales. Las transmisiones en vivo por Facebook y Periscope mostraban a los manifestantes en las calles de Caracas; algunos exigían la renuncia de Nicolás Maduro y otros el respeto a la democracia, pero la verdadera movilización –no por ello más importante se dio en los dispositivos de la gente de todas partes de mundo que seguían los movimientos y declaraciones de los mandatarios. Los hashtags #VenezuelaGritaLibertad, #VenezuelaLibre, #NicolásMaduro y #VenezuelaMexicoEstaContigo ocuparon los primeros lugares de popularidad.

Los primeros actores políticos en pronunciarse en Twitter fueron el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence; el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro y Mauricio Macri de Argentina, todos ellos emanados de partidos de derecha, quienes respaldaron a Guaidó y desconocieron al todavía presidente Nicolás Maduro.

Las publicaciones comenzaron rápidamente a tener retuits y comentarios por parte de simpatizantes y opositores. El gobierno de México no hizo pronunciamiento alguno, salvo el del portavoz de la Secretaria de Relaciones Exteriores, Roberto Velasco, quien informó al medio Bloomerg que México seguía reconociendo a Maduro como presidente de Venezuela. Uruguay, otro país con postura similar a México, no hizo publicación alguna. Ante la disidencia el silencio.

Durante este miércoles circuló el rumor de que Instagram y Facebook habían retirado las palomas azules que acreditan las cuentas como legítimas, a la cuenta de Nicolás Maduro y, al mismo tiempo, se le había se le había asignado a Juan Guaidó, como muestra clara de parcialidad por parte de Facebook. De acuerdo con el medio Verne, Facebook desmintió tal acción argumentando que Nicolás Maduro “no estaba verificado en Instagram ni en Facebook “y no hemos eliminado la verificación de su cuenta. Juan Guaidó fue verificado en Instagram en noviembre de 2018 y recientemente en Facebook".

Las redes sociales se han convertido en el medio válido para la discusión política, las conferencias de prensa, en las que se informaba la postura ante cualquier crisis, se ahorraron con la economía de un tuit. Las tendencias de las redes sociales imponen agenda y si un suceso no es reproducido en redes sociales simplemente no ocurrió.