“Hacen del dolor un concurso”, indigna trivial convocatoria para memorial de feminicidio en Edomex

“Hacen del dolor un concurso”, indigna trivial convocatoria para memorial de feminicidio en Edomex
La "Iniciativa" fue propuesta por la Secretaría de las Mujeres de la entidad

En un estado que registra el mayor número de feminicidios a nivel nacional, la Secretaría de las Mujeres del Edomex emitió una convocatoria para realizar un memorial en honor a las víctimas de feminicidio y desaparición. En entrevista, Lorena Gutiérrez –madre de Fátima Varinia, asesinada el 5 de febrero de 2015 en Lerma– señaló su descontento y denunció que es una vileza, pues están “haciendo del dolor de las víctimas un concurso”.

Te recomendamos: Verdad, justicia y memoria. La historia de Lorena Gutiérrez, madre de Fátima y Daniel

La “iniciativa” es parte de las acciones de Alerta por Violencia de Género en el Edomex y busca “rememorar a niñas, adolescentes y mujeres víctimas de feminicidio y desaparición, para dar voz y testimonio de la lucha que debe continuar para prevenir, atender, sancionar y eliminar todos los tipos de violencia feminicida”.

Sin embargo, Lorena denunció que el “concurso es una bajeza y es perverso”, ya que esta actividad no previene la violencia machista y busca borrar los rostros de las miles de víctimas.

“Es un recurso que dan para una Alerta de Género, pero en qué están previniendo (…). Si a ti te van a poner una placa en memoria de las víctimas, ¿eso cómo previene? Los dos memoriales son parte de la memoria de las víctimas porque ahí está un rostro y puedes leer lo que le sucedió a Fátima y a Eugenia y esa es la parte que ellas quieren borrar. (…) No son dos rostros, son miles y miles de rostros de mujeres asesinadas y desaparecidas”.

Además, expresó que se trata de un “circo”, pues “no saben lo que es que les hayan asesinado a una hija” y las autoridades buscan hacer una “convocatoria como si se tratara de un concurso de baile”.

Memorial, una lucha contra los feminicidios en Edomex

Los memoriales y antimonumentas para recordar a las víctimas de feminicidio y de violencia machista son una respuesta de las familias ante la impunidad, la injusticia y el olvido. También, son una forma de denunciar la negligencia del Estado y las fiscalías para atender los casos.  

Lorena narra, en entrevista, que el memorial de Fátima –colocado en la Plaza de los Mártires– representa el acceso a la memoria de su hija, pues es el derecho que tienen las víctimas como parte de la reparación del daño. También, es un recordatorio y modo de visibilizar lo que sucede en el Estado de México, en donde 84 mujeres fueron víctima de feminicidios de enero a julio del 2022.

Por ello, Lorena denuncia que este concurso solo busca promover a las autoridades para “quedar bien”, pues las campañas electorales para la gubernatura del Edomex están próximas. Sin embargo, los índices de feminicidio no han disminuido en los últimos años porque “no se trabaja para eso y no se hace absolutamente nada”.

Alertas de Género en Edomex

El Estado de México cuenta con doble Alerta de Género y ha gastado 36.7 millones de pesos de 2015 a 2020 en su atención, de acuerdo con documentos de transparencia solicitados por el medio Serendipia. No obstante, la violencia se agudiza; ser mujer en la entidad representa un peligro, debido a la ineficacia de mecanismos que protejan los derechos de las niñas, adolescentes y mujeres.  

Las medidas a implementar derivada de la Alerta por Violencia de Género en el Edomex giran en torno a 4 ejes: seguridad, prevención, justicia y visibilización de la violencia de género. 

Te recomendamos: Con plantón, familiares víctimas de feminicidio exigen justicia en la Fiscalía del Edomex

Lorena señala que los recursos están mal aplicados, pues “deberían utilizar ese dinero para que no se repitiera la violencia que ejercen en contra de las víctimas y las víctimas colaterales de los feminicidios”.

El dinero debería destinarse para que “los huérfanos y los hermanos” de las mujeres asesinadas tengan acceso al sistema de salud, alimentación y educación. Es decir, que se les garantice su derecho a «vivir, soñar y ser libres», finalizó Lorena.