Incrementa violencia infantil durante la pandemia; albergues del Edomex saturados

Incrementa violencia infantil durante la pandemia; albergues del Edomex saturados

Los 54 albergues o casas hogar ubicados en el Estado de México están saturados a consecuencia de la violencia desatada durante la pandemia en contra de niñas, niños y adolescentes. Algunos de estos refugios ya no tienen capacidad para recibir a menores de edad que lo requieren, debido a la saturación o por las medidas sanitarias desde que empezó la emergencia por Covid-19.

En comparación con años anteriores se reportó un aumento en la llegada de infantes y adolescentes a los albergues durante el año 2020 y lo que va del 2021.

“La capacidad instalada está superada casi en un 20%. Todos los albergues están rebasados”, reveló en entrevista con este medio la Procuradora de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes de DIF Estado de México, Cristel Yunuen Pozas Serrano.

Tal vez te interese: Aumenta pobreza extrema en Edomex: un millón 401 mil mexiquenses no tienen ni para comer

“En el 2020 llegamos a tener a 270 pequeños tan solo en los cuatro albergues que pertenecen al DIF; y hoy tenemos 305 cada mes”, detalló. De los 54 refugios para niñas, niños y adolescentes en la entidad, cuatro son manejados por el DIF, y el resto pertenecen a la iniciativa privada o instituciones religiosas.

En el caso de los albergues del DIF, se trata de niñas y niños que en su mayoría no están en orfandad, sino que son violentados por sus cuidadores primarios como son papá o mamá; es decir, no cuentan con cuidados parentales.

“Las dos principales razones por la que los menores de edad llegan a los albergues son: la violencia infantil y el abandono por parte de sus padres o tutores”, explicó la Procuradora. A su vez, los tipos de maltrato que se han registrado son variados: desde omisión de cuidados, maltrato físico y psicológico hasta violencia sexual.

“En 2019 teníamos 1500 pequeños y hoy tenemos 1800 aproximadamente repartidos en los 54 albergues. Los del DIF son los que están más llenos, debido a que los privados o los religiosos han detenido o limitado el ingreso o recibimiento de infantes por cuestiones de covid”, señaló Pozas Serrano.

Toluca, Ecatepec, Nezahualcóyotl y Naucalpan son los principales municipios de origen de niñas, niños y adolescentes que llegan a los refugios. Sin embargo, también provienen de distintos puntos de la entidad como Acolman, Teoloyucan o Zumpango.

Por pandemia bajan solicitudes de adopción

De forma paralela al incremento en la llegada de menores de edad a albergues, se dio una baja en la solicitud de adopciones desde que inició la pandemia. Aunque en 2018 se decretó una reforma para agilizar los procesos de adopción en el Estado de México, la contingencia sanitaria y sus efectos económicos pegaron de forma relevante en la estadística de estos trámites.

“Con la pandemia hubo una baja en la lista de espera (de solicitantes interesados en adoptar). Creemos que en los próximos meses se podrá recuperar esta curva que en algún momento se detuvo”. El registro de solicitudes bajó 10% desde el 2020. “No fue tan drástico como creíamos que iba a suceder”.

Sin embargo, “al final del día no tuvimos los mismos números de otros años”, compartió Pozas Serrano. “Hubo personas que decidieron ya no continuar en la lista porque perdieron su empleo”, lamentó.

No te pierdas: Las acompañantes: una lucha por la interrupción legal y segura del embarazo en Edomex

Ahora, las autoridades esperan que el cierre del 2021 pueda ser un mejor año para la lista de espera. “Ya comenzamos con nuevas solicitudes y creemos que este año se puedan nivelar”, alentó la Procuradora.

Durante el proceso de adopción, el panorama se torna más complicado para aquellos que tienen entre 10 y 18 años de edad, pues generalmente los solicitantes piden una adopción de un recién nacido o niñas y niños pequeños. Mientras que la pandemia se prolonga, ellas y ellos no dejan de cumplir años.

El Covid-19 no dejó infantes en orfandad, fue la violencia

Hasta el momento, el DIF no tiene reporte de algún infante que haya sido institucionalizado tras quedar huérfano directamente por Covid-19. El aumento de niñas y niños institucionalizados aumentó derivado de la violencia y de la propia incidencia de la pandemia.

La procuradora detalló que “hasta ahorita no hemos tenido registro alguno que nos diga que una o uno de estos pequeñitos se quedó en estado de orfandad por (los contagios en) pandemia”.

El registro con el que sí se cuenta es el de 184 niñas, niños y adolescentes que tramitaron y obtuvieron la beca Bienestar, que es un pago mensual de 800 pesos a menores de edad que perdieron a sus padres tras contagiarse de Covid-19.

Las personas que se han hecho cargo de estos pequeños son sus familiares: el tío, la tía, la abuela materna o paterna. De acuerdo a Pozas Serrano, esto evitó que los casi 200 menores de edad ingresaran a alguno de estos 54 albergues.

Un llamado a la adopción y a la denuncia

Finalmente, Pozas Serrano hizo un llamado a denunciar cualquier tipo de violencia cometida contra niñas, niños y adolescentes, a través de alguno de los 27 centros de asistencia y procuradurías de protección que hay para los 125 municipios. Aunque, en algunos casos han cerrado sus puertas por medidas sanitarias.

Asimismo, para conocer “cualquier caso donde se requiera un apoyo extraordinario para resolver la situación jurídica de niños en estado de orfandad tras el fallecimiento de su madre, padre o tutor por Covid-19.

No te pierdas: Las desgarradoras cifras de la violencia intrafamiliar en Edomex, aumentó 61% en los últimos 2 años

Por otro lado, “creemos que habrá más niños que tal vez no tengan acceso a la beca, y que pudiéramos acercarles”. De igual forma, “para acompañar un juicio de guarda y custodia para que ellos tengan certeza jurídica”.

Sobre las adopciones, la Procuradora invitó a dar una segunda oportunidad a las personas que buscan ser adoptadas, incluyendo a bebés, niñas y niños pequeños, “pero sobre todo a adolescentes que necesitan una segunda oportunidad de vida”.