Skip to content Skip to footer

Investigación contra EPN, duro golpe al PRI Edomex rumbo al proceso electoral de 2023

Para el dirigente morenista Daniel Serrano, las acusaciones contra el expresidente reforzaron una percepción que ya se encontraba en el ojo público

Aunque son pocas las probabilidades de que el expresidente de México Enrique Peña Nieto vaya a prisión por presunto lavado de dinero, la acusación hecha por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) sí dio un golpe a PRI, especialmente en el Estado de México, donde el próximo año la ciudadanía elegirá a la o el próximo gobernador, concluyeron los analistas de Conversatorio AD.

Fue el 7 de julio de este año cuando durante una conferencia matutina, Pablo Gómez Álvarez, titular de la UIF, informó que a Enrique Peña Nieto se le investiga por un presunto esquema de lavado de dinero del que habría obtenido 26 millones de pesos gracias a dos empresas familiares; dicho monto se habría enviado a bancos en España mediante transferencias internacionales hechas al exfuncionario oriundo del Edomex. 

Para entender mejor: Peña Nieto bajo investigación por lavado de dinero

Sin embargo, dijo el periodista Mario García Huicochea durante el Conversatorio AD, de cada 100 expedientes que abre la UIF solo el 3 por ciento termina judicializado; en otras palabras: hay pocas posibilidades de que Peña Nieto vaya a prisión.

Lo que sí es un hecho, replicó el analista político Aníbal Mejía, es que la noticia provocó reacciones: por un lado, animó a los opositores de Enrique Peña y, por otro, generó preocupación en el bando priista.

Para el dirigente morenista Daniel Serrano, las acusaciones contra el expresidente reforzaron una percepción que ya se encontraba en el ojo público: la del enriquecimiento ilícito de Peña quien ahora “tiene poca probabilidad de explicar el volumen y la fuente de su fortuna”. De acuerdo con Serrano, este señalamiento “sí golpea durísimo al priismo en el proceso del Estado de México”.