Skip to content Skip to footer

La violencia que encendió la inconformidad social en Ocoyoacac

El multihomicidio de cuatro integrantes de la familia Torres ha provocado que no vuelvan a dormir tranquilos, pero también detonó las protestas para exigir que las autoridades den soluciones

“Una familia quedó destrozada, ya no será la misma. La violencia llegó a su puerta” son los comentarios de vecinos de Ocoyoacac que hoy viven con miedo e incertidumbre, ya que el multihomicidio de cuatro integrantes de la familia Torres ha provocado que no vuelvan a dormir tranquilos.

Te recomendamos: En Ocoyoacac piden justicia por familia asesinada en ese municipio

“Es un caso que ha provocado mucho miedo entre los pobladores, la inseguridad desde hace varios meses gobierna este municipio y nuestras autoridades simplemente son omisas, no hacen nada en contra de quienes nos están matando” comenta la señora Carmen.

Sin embargo, este no ha sido el único caso de violencia en el municipio: en los últimos cinco meses se han reportado por lo menos ocho homicidios.

Uno de ellos se registró el tres de mayo, cuando un hombre fue localizado maniatado de pies y manos al interior de un domicilio ubicado en la calle Tamaulipas número nueve en el barrio de Tepexoyuca.

Otro caso que conmocionó a los habitantes de dicho municipio fue el de un hombre localizado calcinado al interior del Estadio Municipal, el pasado 26 de agosto.

Tras una llamada telefónica, elementos de Seguridad Pública arribaron al estadio ubicado en la carretera Ocoyoacac-Santiago, en el barrio de Santa María, donde localizaron el cuerpo calcinado que se encontraba boca arriba. Los policías además se percataron de que las mallas de seguridad fueron cortadas para meter a la víctima y quemarla en ese mismo sitio.

El 20 de septiembre, un joven fue reportado sin vida y con un disparo de arma de fuego en la cabeza en la calle Ignacio López Rayón en el Barrio de Santa María, no se reportaron detenidos en este caso.

Falta de seguridad

Actualmente el municipio de Ocoyoacac cuenta con 54 policías para una población superior a los 55 mil habitantes.

Esta situación ha provocado que la incidencia delictiva repunte y que delitos como el robo a peatón, homicidios, robo a casa habitación y comercio se registren con frecuencia en la demarcación.

Protestas y destrozos

La ciudadanía ha encontrado en las manifestaciones y destrozos una vía para que las autoridades voltean a ver la problemática del municipio.

Lee: Colaboran fiscalía y Ocoyoacac para esclarecer multihomicidio en ese municipio

Ayer, las ventanas, puertas y mobiliario del palacio municipal fueron destrozados como una forma de exigir la renuncia de la alcaldesa Anallely Olivares, porque, a decir de los habitantes, no ha dado buenos resultados, principalmente en temas de seguridad.

Autoridades eclesiásticas

El pueblo de Ocoyoacac se caracteriza por sus costumbres y creencias religiosas, sin embargo las autoridades eclesiásticas no han tomado partida en los destrozos que se han registrado en las últimas horas.

Un claro ejemplo fue que la misa de los cuatro integrantes de la Familia Torres no pudo realizarse en el municipio, lo que obligó a sus familiares a buscar otra iglesia y párroco en Lerma.

La alcaldesa condena los hechos

La presidenta municipal de Ocoyoacac, a través de sus redes sociales, condenó el homicidios de las cuatro personas entre ellas un menor de edad,

Estoy tomando acciones para que el gobierno municipal coadyuve con la Fiscalía para que se realicen todas las investigaciones pertinentes”

Además, señaló que con violencia no se soluciona la problemática que vive el municipio, por lo que exhorto a los ocoyoaquenses al diálogo.

“La violencia no se combate con más violencia, por eso apelamos al diálogo, a la discusión y a los acuerdos para que juntos salgamos adelante como municipio”.

Finalmente, señaló que en el área de la Seguridad Pública municipal no existen encargados, ya que todos cuentan con nombramiento.

También lee: Colaboran fiscalía y Ocoyoacac para esclarecer multihomicidio en ese municipio