Llega la austeridad al gobierno de Eruviel Ávila

La austeridad llega al gobierno del Estado de México, pero lejos de ser un acto de empatía  con la población que sufre los efectos derivados de las reformas implementadas por la administración federal, lo es para congraciarse con el presidente Enrique Peña Nieto. Eruviel Ávila Villegas anunció una serie de medidas, de ajustes, en lo […]

La austeridad llega al gobierno del Estado de México, pero lejos de ser un acto de empatía  con la población que sufre los efectos derivados de las reformas implementadas por la administración federal, lo es para congraciarse con el presidente Enrique Peña Nieto.

Eruviel Ávila Villegas anunció una serie de medidas, de ajustes, en lo que llamó “congruencia con los acuerdos que impulsó el presidente Peña Nieto, para el fortalecimiento económico y la protección de la economía familiar”.

El mandatario expuso ante el jefe de la Oficina de la Presidencia, Francisco Guzmán, y representantes de “líderes sociales”, que el Estado de México “pone en marcha un conjunto de acciones inmediatas para poder atenuar los efectos del incremento de la gasolina en nuestro país, y para fortalecer nuestra economía, y para fortalecer el bienestar de las familias y de los diferentes sectores de la población”.

De los ajustes anunciados destacan los siguientes:

Reducción del 10% del sueldo de mandos superiores.

Eliminación del pago de servicios de representación, como comidas y servicio de telefonía celular y radiocomunicación de funcionarios que no sean de las áreas de seguridad y salud.

No incremento a las tarifas del Mexicable y Mexibús.

Los funcionarios que tengan vehículos de asignación directa pagarán el combustible que utilicen, excepto ambulancias y patrullas.

Las empresas que generen empleos para adultos mayores o contraten a egresados de nivel técnico, tecnológico o profesional, no pagarán el Impuesto sobre Nómina.

Apoyo directo de 12 pesos por litro de diésel a los productores agropecuarios que utilicen tractores o algún equipo motorizado.

Se destinarán 600 millones de pesos, para fortalecer a las micro, pequeñas y medianas empresas mexiquenses que pueden convertirse en proveedores del gobierno estatal.

Ávila Villegas aseguró que desde hace 4 años el gobierno mexiquense ha establecido un plan de austeridad, por ello de 2014 y con el nuevo anuncio, los salarios del gobernador, secretarios y mandos superiores se han reducido en 24.5% y ha disminuido la burocracia, pues el 95% de la nómina estatal corresponde a sueldos de maestros, personal de las áreas de seguridad y del sector salud.

Francisco Guzmán dijo, a guisa de justificación, que de haberse mantenido el subsidio a la gasolina, el gobierno federal habría tenido que destinar 200 mil millones de pesos para ello, lo que equivaldría a pagar seis años de sueldos de los maestros del Estado de México o construir 5 trenes México-Toluca; además de que esa cantidad representa la inversión que el gobierno federal ha realizado en la entidad mexiquense en los últimos 4 años.