Llora Pistorius durante el juicio

El atleta sudafricano Óscar Pistorius dolido por el momento que atraviesa, no pudo tolerar las declaraciones del testigo en turno que habló sobre la acusación al deportista por el asesinato de su novia.

Ante el juez, el deportista olímpico en Londres 2012, no soportó y se tuvo que tapar los oídos mientras el doctor Johan Stipp habló respecto a lo ocurrido el 14 de febrero de 2013 cuando Pistorius asesinó a su novia Reeva Steenkamp con disparos de arma de fuego.

El médico, vecino del atleta en Pretoria, Sudáfrica, señaló que acudió a la casa del atleta una vez que escuchó gritos y disparos. Cuando entró a la vivienda, encontró a la mujer tirada y a Pistorius, sin sus prótesis, por lo que estaba de rodillas y llorando.

"La he matado a tiros. Creí que era un ladrón y la maté a ella", señaló Pistorius en aquel terrorífico momento, así lo explicó Johan Stipp ante la corte.

El doctor añadió que el atleta sudafricano rezó porque su novia no muriera, pero nada se pudo hacer, incluso Pistorius ofreció su vida siempre y cuando Reeva sobreviviera al incidente.

Con fotografías el Tribunal de Pretoria constató que Johan Stipp vive cerca del atleta aproximadamente a unos 70 metros, por lo que fue creíble la versión que este día ofreció el galeno al juez en la continuación del proceso donde Pistorius busca evitar la prisión al ser investigado por homicidio.