Skip to content Skip to footer

Se levanta la izquierda en Brasil, Lula es candidato presidencial

De acuerdo con el propio político, esta será su última campaña para la presidencia y no buscará reelección.

El expresidente brasileño –Luiz Inácio Lula Da Silva– se consolidó como el candidato presidencial del Partido de los Trabajadores; de cara a la elección de su país, el octubre próximo. Da Silva se posiciona –de nueva cuenta– como el favorito entre la población; incluso sobre el actual presidente, Jair Bolsonaro, quien busca ser reelecto.

Esta sería la sexta candidatura presidencia de Da Silva; quien también participó en 2018; pero quedó fuera de la contienda tras una denuncia de corrupción y lavado de dinero. De acuerdo con el propio político, esta será su última campaña para la presidencia y no buscará reelección.

Da Silva salió de prisión en 2019 y sus condenas fueron anuladas.

Te recomendamos: El retorno de Lula, un desafío de alto riesgo para Bolsonaro

¿Quién es Lula Da Silva?

Hombre izquierdista de 76 años, gobernó entre 2003 y 2010; luego de ganar las elecciones en segunda vuelta; con el mayor número de votos de la historia en en ese país, alcanzando un 61% de los sufragios.

Da Silva nació en Pernambuco en octubre de 1945, con seis hermanos e hijo de padres campesinos. Su familia –huyendo de la miseria– se trasladó a Guaruja y –posteriormente– a Santos. Durante sus estudios de primaria trabajó como limpiabotas, vendedor ambulante y recadero.

Perdió el dedo meñique en un accidente laboral en la industria metalúrgica. Su hermano José era militante comunista y fue detenido y torturado por militares.

Lee: Presidente de México celebra anulación de condenas a Lula

Lula promovió huelgas y manifestaciones que debilitaron el poder de la dictadura; y –en 1980– fundó el Partido de los Trabajadores, con orientación socialista.

En 1989 participó en la elección presidencial, obteniendo el 47% de los votos; sin embargo, la unión de todas las fuerzas centristas y de derecha –encabezadas por Fernando Collor de Mello– ganaron la elección.

En 2002, con más de 50 millones de votos (61.27%) se convirtió en el candidato más votado, marcando un hito en Latinoamérica y convirtiendo a Brasil en el primer país latinoamericano con la izquierda radical en el poder gracias a un ejercicio democrático. Tomó posesión el 1 de enero de 2003.

Da Silva implementó un programa social que tenía como prioridad erradicar la pobreza por medio de políticas sociales y la liquidación de la deuda brasileña con el Fondo Monetario Internacional.