Skip to content Skip to footer

Manuel Plancarte traficaba órganos de niños

Manuel Plancarte Gaspar, de 34 años, sobrino de Enrique “Kike” Plancarte Solís, uno de los líderes de Los Caballeros Templarios, fue detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán acusado de seleccionar, secuestrar niños que eran mutilados y asesinatos para vender sus órganos.

Carlos Hugo Castellanos Becerra, titular de la dependencia, dijo que se detuvo a Plancarte Gaspar en posesión de un vehículo robado y es “investigado por la muerte de menores de edad, a quienes extraía sus órganos para venderlos”.

Señaló que fue puesto a disposición del Ministerio Público con otro detenido es Ricardo Morales Torres, de 34 años.

Explicó que la detención se dio tras una investigación de inteligencia profunda. Primero se contaba con un alias y posteriormente se obtuvo su nombre y las referencias suficientes para capturarlo.

Castellanos Becerra dijo que Manuel Plancarte operaba en los municipios de Apatzingán y Uruapan. Sobre el número de víctimas dijo que más adelante se darán más datos sobre el caso.

Luego de dar la noticia por Twitter y ofrecer detalles en entrevistas radiofónicas, Castellanos expresó en una conferencia de prensa que ya se ubican las casas rentadas para la extracción de órganos.

“De las declaraciones que existen en varias averiguaciones previas hay señalamientos de la red de complicidades de diversos presuntos responsables que participaron en ubicar a personas con ciertas características, dando preferencia a los menores de edad, para después privarlos de la libertad y trasladarlos a casas que eran rentadas”, dijo.

El titular de la SSP expresó que en esos lugares había equipo de médicos para extraer los órganos de las víctimas y después venderlos.

”Quiero señalar que por cuestiones de línea de investigación no se permiten dar detalles de grado de participación, toda vez que las investigaciones siguen su curso.

NIÑOS EN TIERRA CALIENTE

Por su parte, José Manuel Mireles, uno de los principales líderes de los grupos de autodefensa en Michoacán, entrevistado por Carmen Aristegui en MVS Noticias dijo desconocer al sobrino de “Kike” Plancarte, pero sí sabía que el crimen organizado también estaba implicado en el tráfico de órganos, pues una noche se detuvo un vehículo en Tepalcatepec con niños en una “especie de caja refrigerador”.

Los menores estaban encobijados y su llegada al municipio fue un error, pues se dirigían a Lázaro Cárdenas, pero se equivocaron en la carretera.

El doctor Mireles dijo que los niños pertenecían a un colegio de la Ciudad de México y que tenían autorización por parte de sus padres de ir a la playa, en el momento en que se hallaron a los menores, los tutores fueron por ellos.

El 12 de marzo, José Manuel Mireles dijo que  Servando Gómez “La Tuta” y Enrique “El Kike” Plancarte, líderes de Los Caballeros Templarios, ya están plenamente ubicados, y aseguró que el gobierno federal fue enterado en dónde están.

Mireles dijo que en la cacería que derivó en la muerte de Nazario Moreno “El Chayo” participaron autodefensas, y lamentó que esto no se hubiera difundido.

Explicó que estuvieron mandando información al Cisen sobre los movimientos de Nazario. “Nos pidieron que toda la información que tengamos la entreguemos directamente al Cisen y eso es lo que hemos hecho”.

El dirigente de Tepalcatepec dijo en entrevista para MVS Noticias que “La Tuta” se esconde en la Sierra de Artega, pero que no van por él porque cientos de personas podrían morir en su captura.

“Si vamos por él ahora habría cien muertos”, dijo. “

Ya lo tenemos ubicado: el señor no sale de su pueblo. Ya sabemos donde está, el gobierno ya sabe donde está”, comentó.

Sobre Enrique “El Kike” Plancarte, dijo que se mueve constantemente en cuevas, ranchos y refugios, lugares que ya son ubicados por las autoridades federales y civiles.

Aunque advirtió que está resguardado por alrededor de 20 pistoleros.

(Con información de SINEMBARGO.MX)