Marcharán en Toluca mujeres contra violencia de género

Toluca, México. 16 de agosto de 2019.- Las mujeres de Toluca tomarán las calles de la ciudad, las mismas calles en las que gran número de ellas han sido víctimas de algún tipo de agresión,  sin que haya una autoridad que les procure justicia o que garantice su derecho a una vida libre de violencia.

 El sistema de justicia revictimiza y obstaculiza a quienes se atreven a denunciar a los que las agreden., como expresó la ilustradora Eréndira Derbez.

Denunciar la violencia sexual contra las mujeres es la principal motivación para esta marcha que iniciará a partir de las 17:30 horas. El punto de encuentro será el kiosko de la Plaza González Arratia, en el corazón de la capital mexiquense. Marchas similares se realizarán en otras ciudades del país como Saltillo, Querétaro, Tuxtla, Puebla, San Cristóbal, Xalapa, Monterrey y León.

Es, además, una muestra de sororidad –apoyo recíproco entre mujeres– con las manifestaciones que se han realizado en Ciudad de México, motivadas por el hecho de que por lo menos tres casos se tienen tres casos  documentados, en las últimas semanas, de mujeres que han sido agredidas sexualmente por elementos de la policía.

 

#NoMeCuidanMeViolan

El pasado 3 de agosto, una chica de 17 años volvía sola a su casa en la madrugada. Ella regresaba de una fiesta hacia su domicilio ubicado en la alcaldía Azcapotzalco, en Ciudad de México; cuando descendió del vehículo en el que se trasladaba a su hogar. Solo tenía que caminar un par de cuadras para llegar a donde su familia la aguardaba. Entonces se percató de que una patrulla la seguía.

Ella tocó el timbre de una casa con la esperanza de que alguien le abriera y así lograr que los policías dejaran de seguirla. Ellos no se fueron y a ella nadie le abrió.

Los cuatro policías que se encontraban en el interior de la patrulla ofrecieron llevarla a su casa y ella se negó. Sin importarles nada más, los elementos de seguridad la subieron forzosamente al vehículo y abusaron de ella.

Según la relatoría de los hechos que publicó El Universal, “la denuncia la presentaron la madre y el abuelo de la menor alrededor de las 1:30 horas del sábado 3 de agosto”. Y en este punto, la información que se ha publicado respecto al caso presenta contradicciones.

Por un lado, el pasado 13 de agosto Ulises Lara, vocero de la PGJ, expresó que se habían activado todos los protocolos de violencia sexual una vez que se presentó la denuncia. Durante una conferencia de prensa, Lara declaró que sí se habían realizado los estudios periciales médicos, clínicos y psicológicos a la chica; además señaló que también se habían efectuado las revisiones a los videos en cámaras de C5 y privadas, y que los elementos policiales estaban siendo investigados.

El 15 de agosto, Ulises Lara insistió en que el proceso para obtener el ADN del cuerpo y las prendas de la menor se llevó a cabo de manera inmediata. Pero, de acuerdo con información de Plumas Atómicas, el vocero también dijo que con base en las pruebas obtenidas, la denuncia de la chica no guardaba relación con lo que arrojaron las pruebas.

Por otro lado, según la relatoría de los hechos, se “dejaron pasar cuatro días para que le aplicaran los exámenes y protocolos para este tipo de casos, motivo por el que hasta el momento no se tienen indicios o alguna prueba que lleve a la detención del o los culpables de la agresión”. Ese documento señala también que el resultado de los exámenes aplicados a la menor fue negativo.

Recientemente se difundieron videos  en los cuales  no se observa que la joven haya sido víctima de los uniformados, lo que ha causado controversia entre quienes defienden la causa de la menor y los que no creen que sus acusaciones sean ciertas.  Lo que resulta más grave por no haberle realizado los análisis respectivos de manera inmediata para determinar lo sucedido.

Sin embargo, este caso no es el único: el 8 de agosto se dio a conocer que otro policía también había abusado de una menor de edad en el Museo Archivo de la Fotografía, ubicado en la alcaldía Cuauhtémoc. Un mes antes, exactamente el 10 de julio en la colonia Tabacalera de la Ciudad de México dos policías violaron a una mujer en situación de calle.

 

#JuntasBrillamosMás

Con tales antecedentes, el pasado 12 de agosto se convocó a una marcha en Ciudad de México,  en la que las mujeres protestaron contra la violencia de la policía. El recorrido inició en la Secretaría de Seguridad Ciudadana y avanzó hasta la Procuraduría General de Justicia de la CDMX. Depurar la policía, cesar a quienes estén vinculados con delitos, asegurar el funcionamiento de las cámaras de seguridad fueron algunas de las demandas que llevaban las manifestantes.   

Una vez que llegaron a las instalaciones de la PGJ-CDMX, Jesús Orta, titular de Seguridad, habló con medios de comunicación afuera del edificio para entablar un diálogo con las manifestantes. De pronto, un puñado de diamantina rosa cayó sobre el funcionario.  Después del suceso, Orta dijo que percibía un clima muy radicalizado e ingresó de nueva cuenta al interior del inmueble.

Durante la marcha, algunas manifestantes rompieron las puertas de cristal que están a la entrada de la Procuraduría y también realizaron pintas en el edificio. A la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, esto le pareció más grave que la violencia que día tras días se ejerce contra las mujeres: “La Procuraduría va a abrir las carpetas de investigación sobre lo que ocurrió y va a hacer las investigaciones conducentes, pero no vamos a caer en provocaciones”, declaró entonces.

 

 

Solo después de pronunciarse acerca de los daños hechos a un edificio, Sheinbaum habló de las medidas que se tomarán respecto al caso de la joven que fue presuntamente violada por cuatro policías en Azcapotzalco: “Sobre lo que se demanda, se van a hacer las investigaciones conducentes. Ni va a haber fabricación de culpables, ni va a haber impunidad.”

Tras las reacciones que las autoridades mostraron respecto al tema de seguridad para las mujeres, diversos colectivos feministas de varias partes del país convocaron a manifestaciones este viernes 16 de agosto para exigir que en cada entidad se garantice el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia.

En la capital mexiquense la concentración iniciará en el kiosko de la Plaza González Arratia a las 17:30.

]]>