Skip to content Skip to footer

“Me dejaste muerta en vida”, madre escribe carta a su hijo feminicida

Erika trató de impedir el feminicidio, pero su hijo se abalanzó sobre ella y también intentó asesinarla

¿En qué momento cambiaste tanto, en qué momento te volviste un asesino? Sabes que me dejaste muerta en vida con la ausencia de mis niñas”, son las palabras que Erika Janeth le escribe a su hijo, Braulio, quien asesinó a sus hermanas menores, Yiyari y Diana.

No te pierdas: “Mi delito fue defenderme del hombre que me violó”: Roxana cumple dos meses presa en Neza

El feminicidio de las niñas de 12 y 7 años ocurrió en noviembre del 2020, cuando Erika Janeth salió a trabajar como mesera en una restaurante. Erika dejó a sus dos hijas a cargo de Braulio, pero cuando regreso del trabajo ––alrededor de las 00:50 horas–– vio a Braulio estrangular a una de sus hijas.

Erika trató de impedir el feminicidio, pero su hijo se abalanzó sobre ella y también intentó asesinarla. La madre y el hijo forcejearon más de 1 hora, hasta que Erika calló inconsciente después de un golpe en la cabeza con una pistola.

“Al abrir la puerta no lo vi, siempre me esperaba despierto. Al entrar al cuarto donde dormía con mis hijas, lo vi cómo estaba ahorcando a mi hija, grité y entonces él se me vino encima e intentó asesinarme: me picó dos veces en las costillas, cinco en la cabeza, y al final luego de forcejear con él más de hora y media, me golpeó con la cacha de una pistola. Perdí el conocimiento más de nueve horas”, narró Erika

De acuerdo con los testimonios de la activista Frida Guerrero, quien acompaña el caso, Yiyari y Diana fueron torturadas y abusadas sexualmente por Braulio.

Feminicida y presunto infanticida

Braulio nació en noviembre de 2003, Erika lo esperaba con mucho entusiasmo y alegría, después nacieron sus dos hermanos; sin embargo, Erika decidió separarse del padre de sus hijos porque eran víctimas de violencia intrafamiliar.

Cuando Braulio comenzó la adolescencia dejó la escuela y se fue a vivir con su padre, pero él lo maltrataba y lo ponía a trabajar largas jornadas, eso era lo que le explicaba a su madre cuando regresaba a vivir con ella.

Lee: Feminicidas seriales en el Edomex

Braulio también es sospechosos del asesinato de su medio hermano, un bebé que murió asfixiado. Además, el joven fue detenido por las autoridades con anterioridad porque pretendía explotar a su novia en Pueblo, pero el padre de Braulio llegó a un acuerdo para que lo dejaran libre.

Carta a Braulio

La activista Frida Guerrero fue quien dio a conocer el testimonio de Erika a través de redes sociales:

“Quiero que sepas que desde que estuviste en mi vientre te quise tanto, estaba muy feliz, pues yo sabía que eras un niño. Cuando te tuve en mis brazos fui la mujer más feliz. Fuiste creciendo y eras un niño muy hiperactivo.

“Recuerdo muy bien cómo te cuidaba en la escuela para que te portaras bien, llegaste a tu adolescencia y empezaste a cambiar, tu inestabilidad, tu no querer estudiar, de agarrar dinero, de querer hacer lo que tú quieras y de quitarles la vida a tus hermanas y a tu hermano.

¿En qué momento cambiaste tanto, en qué momento te volviste un asesino? Sabes que me dejaste muerta en vida con la ausencia de mis niñas, de mi niño, del saber que estás en ese lugar donde sé que no estás bien. No sabes cómo se me rompe el alma de sentir esta enorme soledad y tristeza, tristeza que me acompañará toda la vida”.


Braulio fue detenido el 3 de diciembre del 2020 y sentenciado el 28 de septiembre de 2021 a 5 años por los delitos de feminicidio e intento de feminicidio, ya que es menor de edad (17 años).

Con información de SinEmbargo