No se nota la mano de Canales en SSC

A días de que se cumpla un mes de la llegada de Damián Canales Mena como titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) la ola de violencia en la entidad continúa y no se saben los resultados de la depuración y reestructuración de los cuerpos policíacos.

En su presentación como nuevo responsable de la seguridad en la entidad, Canales Mena fue instruido por el gobernador del Estado de México a realizar un fortalecimiento y depuración de los cuerpos policiales estatales y municipales y que procediera a la baja correspondiente a los elementos que no hayan pasado los exámenes de confianza.

También le solicitó una reestructuración de la operatividad de los cuerpos policiales, con el objetivo de hacer más eficaz el combate al crimen organizado y la delincuencia común.

Canales Mena debe también establecer un nuevo modelo de policía estatal a través de la creación de la Universidad Ciudadana y lanzar una campaña de prevención y denuncia de delitos de alto impacto.

Hasta el momento Canales Mena no ha realizado cambio alguno en el personal de la SSC, a pesar de que desde tiempo atrás se solicitó la salida de Rogelio Cortés Cruz, mejor conocido como “Cronos”  Director General de Seguridad Publica y Transito, quien fue acusado de corrupción en diferentes ocasiones.

Desde la llegada de Canales Mena, la guerra entre grupos del crimen organizado no cesa. Hasta el 26 de abril del presente año se registró un saldo de 39 personas ejecutadas.

La guerra de dichos grupos se ha intensificado en el sur del estado, especialmente en el municipio de Luvianos, donde desde el pasado fin de semana se registraron enfrentamientos que dejaron un saldo de 10 muertos, entre ellos el comandante de la Policía Municipal, Antonio Hernández.

De acuerdo con información extraoficial, la madrugada de este viernes, un grupo de ocho personas armadas ingresaron a Palacio Municipal, sometieron a los empleados, policías municipales y al mando policíaco a quienes obligaron a tirarse en el piso y les dispararon en dos ocasiones.

Tras el ataque, el grupo armado secuestró a siete policías municipales. Actualmente el Ayuntamiento es resguardado por elementos del Ejército por tiempo indefinido.

El jueves por la mañana se registró otro enfrentamiento cerca de la comunidad de Caja de Agua, donde elementos policiacos localizaron los cadáveres de cinco personas junto con armas de grueso calibre, pero no se sabe nada de los agresores.

Horas más tarde, los cuerpos de dos personas ejecutadas fueron ubicados en las inmediaciones de la cabecera del municipio.

Posteriormente, alrededor de las 20:00 horas el cuerpo de un joven baleado fue encofrado en las cercanía de las oficinas administrativas del ayuntamiento, mientras que en calles cercanas al panteón, se reportó el cuerpo de otro hombre con varios impactos de bala.

Pero no fue sino hasta la madrugada de este viernes cuando un comando integrado por una veintena de pistoleros irrumpieron en la comandancia ubicada en la Alcaldía de Luvianos para ejecutar al subdirector de la policía municipal y levantar a siete elementos más.

Hasta el momento las autoridades municipales y estatales no han proporcionado información sobre los hechos violentos.